Se presenta El tenorio cómico en Guadalajara





Por: Raúl Armenta Asencio

El pasado viernes 27 de enero, a las 19:00 y 21:45 horas se presentó El tenorio cómico en el Teatro Galerías de Guadalajara. Una “adaptación” de Don Juan Tenorio, que contó con las actuaciones de Albertano, Ninel Conde y Los mascabrothers, además de algunas sorpresas para los millenials.

Tengo que aceptar que recuerdo que desde hace muchos años quería ir a ver El tenorio cómico, obra que siempre veía anunciada en un espectacular cerca de la Minerva, y que, por cuestiones de presupuesto, no lograba ir a ver.

Y ahora que, por fin, pude ir a verla, desearía haberme quedado con la ilusión. No terminé de entender bien a bien de qué se trata El tenorio cómico, sólo que está lleno de malas actuaciones, vulgaridades al extremo y una duración excesivamente larga.

Me gustaría hacer un paréntesis en el punto de las vulgaridades, pues no quiero que el lector crea que soy un santo que se persigna cada vez que escucha un doble sentido o una grosería. No, de hecho, disfruto mucho de escuchar y decir albures; sin embargo, me parece que la cantidad que se mencionan durante las dos horas y media que dura el “espectáculo”, son demasiadas. Por cada palabra dicha, se mencionan diez malas palabras y otros diez albures, algo que realmente no le aporta nada a la obra. Además, la figura de los homosexuales se utiliza demasiado, lo que termina desgastando el recurso cómico-

En lo que se refiere a las malas actuaciones, ya sabemos que las estrellas de este show no son grandes actores. Eso lo tengo completamente claro. Pero que tengan que guardar unos segundos para que se les pase la risa por los chistes que dicen, me parece absurdo. Estoy de acuerdo a que muchos de esos chistes sean improvisados, o salidos en el momento, pero el actor debería tener control de esas situaciones.

Y ahora que toco el tema de la improvisación, parece que toda la obra está improvisada, que no hay un texto, un libreto, sobre el cual El tenorio cómico se apoye. Cada situación que sucede, es más absurda que la anterior, y termina por dejar de ser chistoso.

Como ya se dieron cuenta, quedé con un muy mal sabor de boca de El tenorio cómico. Sé que soy de los pocos que piensan así, pero es que es un crimen que alguien pague, mínimo, $400 pesos para ir a ver este tipo de “teatro”, y se les haga caro pagar $100 pesos por ver una puesta en escena local, que sí es chistosa.

Ojalá la gente comience a ver hacia lo que se está haciendo en su propia ciudad, y deje de lado estas pseudoproducciones.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.