Nadie nos verá llorar al Experimental




Por: Kati Jiménez

El día de hoy se estrena en Guadalajara el proyecto ganador en la categoría de Teatro Experimental de la convocatoria Jalisco a Escena 2016.

Se trata de la obra Nadie nos verá llorar, bajo la dirección del reconocido director Noé Morales. La compañía Anima Escénica nos presenta un montaje en donde, mediante recursos escénicos como objetos, videos y paisajes sonoros se evoca la Guadalajara de finales de los 80 y principios de los 90, presentando algunos acontecimientos históricos importantes como lo son las explosiones sucedidas el 22 de abril de 1992 en el barrio de Analco.

¿Cómo sería si Chejov estuviera en Analco? Esa es la pregunta que dirige el discurso. A partir del texto “Las tres hermanas”, del dramaturgo ruso Ánton Chéjov, combinado con estrategias del teatro documental, la puesta en escena relata la relación de nuestra ciudad con sus habitantes.

En entrevista con Azucena Evans y Karina Hurtado, quienes forman parte del elenco, platicamos un poco más sobre el proyecto.

¿Por qué elegiste o eligieron que éste fuera el próximo proyecto de Anima Escénica?

Karina: Noé y yo nos encontramos en la Cuidad de México a partir del viaje que hice por cuestión de trabajo y platicamos, decidimos hacer un proyecto juntos. Él tenía la idea de trabajar a partir del texto de Chéjov Las tres hermanas, comenzamos a platicar y así fue cómo surgió el proyecto.

Si bien en la Compañía fundamentalmente tenemos un trabajo enfocado al teatro de figuras, al teatro de títeres, también nos interesa explorar otras formas de contar historias.

¿Por qué es importante para ustedes, como actrices, realizar este proyecto?

Azucena: Porque es muy importante, como actriz, crecer al lado de compañeros como Karina Hurtado, como Meztli Robles y aprender de los jóvenes tan talentosos como David Arellano y también con este nuevo director con el que no había trabajado: Noé Morales. Además porque es un reto más, como actriz, aprender de las nuevas formas de hacer teatro, de comunicarnos, de decir lo que pensamos, de contar historias. Aprendí una nueva manera de ver el teatro, porque es una perspectiva que nunca había experimentado. Me encanta contar historias con datos superpuestos. Superposiciones de historias que ya se escribieron como Las tres hermanas de Chéjov e historias que estamos escribiendo en una ciudad como Guadalajara.

Karina: Porque me interesa aprender otras formas de abrirme a diferentes maneras de contar historias, y en ese sentido me pareció muy interesante, porque es una forma de diversificarte y de potencializar la creación.

¿Qué hace que este proyecto sea diferente a algún otro en que hayas trabajado?

Karina: Este proyecto fue el resultado de un laboratorio de trabajo. Noé viene trabajando con cierta metodología y trabajamos para acercarnos a ella. Me pareció muy importante y muy interesante que el montaje combina ciertos aspectos de la ficción con la realidad. Esta forma de apropiarnos de la obra de Chéjov a través de esta metodología que él plantea, de situarnos en Guadalajara. Me parece también importante hablar de la ciudad, en este ejercicio de evocación del tiempo que nos tocó vivir, de un tiempo que tuvo sucesos muy importantes como el de las explosiones del 92 y el surgimiento de este espacio contra cultural que nos ha marcado a nosotros como generación, hablo del Roxy.

Azucena: Definitivamente es muy distinto por esta nueva forma de ver el teatro, de contar el teatro, de contar las historias. Hay historias entrelazadas, se habla de la memoria de dos lugares, de la familia Prózorov que cuenta Las tres hermanas de Chéjov, pero también hay una superposición con la memoria de Guadalajara. No sé si llamarlo “teatro posmoderno”, yo alguna vez pensé que este tipo de teatro era fácil de hacer y no. Hay que concentrarse, hay que conocer e investigar y abrir la posibilidad de que el público conozca ventanas de ti como ser humano, no solamente detrás de un personaje, sino a la par. Crear un personaje, estar con él y dejar al público ver ciertas partes de ti como persona.

Si bien a veces como público nos “asusta” escuchar que una obra es experimental, el gran elenco conformado por Azucena Evans, Karina Hurtado, Meztli Robles y David Arellano; el equipo creativo conformado por Andrés David, Luciano Sánchez Soto, Ricardo Pérez, Héctor Montes de Oca entre muchos otros artistas reconocidos y la dirección y dramaturgia de Noé Morales, hacen que los prejuicios se dejen a un lado y nos llame tanto la atención ir a conocer este nueva propuesta escénica.

La obra se presentará en el Teatro Experimental de Jalisco (Núcleo Parque Agua Azul) del 26 al 29 de enero y 3,4,5,10,11,y 12 de febrero.

Jueves, viernes y sábados 20:30 hrs.

Domingos 18:00 hrs.

Costo de los boletos: $120 general/ $100 descuento




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.