Tercera temporada de Jueves de Cine en Casa Buñuel. Conversaciones sobre Cine

Las charlas de Jueves de Cine en Casa Buñuel continúan en su tercera temporada, en una colaboración entre la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), Cultura UNAM, Cultura en Directo.UNAM, la Filmoteca UNAM y la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro. 

La cuarta sesión tuvo como invitados a la directora, profesora de música, fotógrafa y guionista Dana Rotberg (Ángel de fuego, 1982) y al documentalista y productor independiente Everardo González (La libertad del diablo, 2017). 

El documental: un oficio incierto 

Para iniciar la charla, el director de La canción del pulque (2003), Everardo González, reveló a los espectadores sus más profundas vivencias en el terreno del cine documental hasta describirlo como un oficio netamente pródigo: “Lo que realmente me fascina del documental es que nos permite dejarnos llevar por las circunstancias. El documental es como una ola que te revuelca, una ola a la que uno entra con muchos prejuicios, pero que se rompe con la realidad que poco a poco nos va formando un discurso distinto. Y yo creo que… también para eso sirve el arte; para que uno vaya rompiendo con sus propios juicios preestablecidos, para que uno sea capaz de entender al otro y para que uno vea al ser humano a los ojos, independientemente del contexto en el que se desenvuelva.” Afirmó, Everardo González. 

Asimismo, el cineasta habló del documental como un quehacer libre y sin certeza en el que no hay guiones preestablecidos ni situaciones preconcebidas a partir de las cuales comenzar a crear, como ocurre en el cine directo. En este género cinematográfico, el director no depende de su capacidad de construcción imaginativa sino de la genialidad de los otros. Por ello, el documentalista debe salir, ir al lugar, observar y hablar con la gente esperando que se generen los momentos y el discurso de los otros, necesario para crear. Así, ante esa incertidumbre aterradora, admitió haber encontrado en el montaje la alternativa para hacerle frente a ese miedo, en tanto que este es el único que le permite hacer una reconstrucción de los fragmentos de la realidad para construir la única verdad que se muestra en la pantalla, a través de la comprensión de la relación espacio-temporal. 

Para Everardo González, tres veces ganador del Premio José Rovirosa al Mejor Documental Mexicano que otorga la UNAM: “Hacer cine documental me ha permitido tener la sensación de que lo que está ocurriendo está pasando, y lo hace en un momento preciso, aunque lo filmado y puesto en la pantalla pueda estar editado con escenas que podrían tener una distancia de año y medio en su rodaje. Esa construcción básica de montaje que te permite comprender que lo que estás viendo está ocurriendo tal y como lo ves, es lo que me dio mucha calma para enfrentar este oficio tan incierto, tan inestable y carente de certeza que es el documental libre.” Tras ello, dijo tener un profundo respeto y admiración por el trabajo de los editores, pues considera que es en la edición donde reside la verdadera escritura del documental.  

Por otro lado, ante la pregunta de Dana Rotberg respecto al lenguaje observacional puesto en escena en La libertad del diablo (2017), el realizador reconoció el impacto del discurso de “los sin rostro”, por ejemplo, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), pues considera que el uso de la máscara anula todo aquello que viene con el reconocimiento del rostro: el racismo, y nos pone en un mismo plano donde no hay distinciones entre el uno y el otro sino solo vivencias. Desde esa perspectiva, intentó retratar al miedo desvinculado del rostro mediante la relación establecida entre el director, que al mismo tiempo es el primer espectador, y la voz de quienes han sido juzgados. También aclaró que el tema central de su filme no es el narcotráfico ni la banalización del mal sino el miedo como un medio de control social que puede convertir a los hombres en seres obedientes, capaces de cometer las peores atrocidades. 

Próxima sesión de Jueves de Cine 

En la siguiente sesión de la tercera temporada de Jueves de Cine en Casa Buñuel participarán Miguel Schverdfinger, (Norteado, 2009, de Rigoberto Pérezcano); Paloma López Carillo (La jaula de oro, 2013, de Diego Quemada-Diez) y Mariana Rodríguez (Temporada de patos, 2004, de Fernando Eimbcke) con el tema: La edición.

La sesión se realizará el 6 de mayo a las 18:00 horas a través de Cultura en Directo.UNAM YouTube https://www.youtube.com/channel/UCaMdRYi_sm-7IJjG0FALJrA 

Cabe mencionar que las sesiones de la primera y segunda temporada continúan disponibles en: 

https://www.filmoteca.unam.mx/jueves-de-cine-en-casa-bunuel-conversaciones-sobre-cine-mexicano-primera-etapa/

https://www.filmoteca.unam.mx/jueves-de-cine-en-casa-bunuel-conversaciones-sobre-cine-mexicano-segunda-etapa/

Esta iniciativa es una colaboración entre la AMACC, Cultura UNAM, Cultura en Directo. UNAM, la Filmoteca de la UNAM y la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro, y forma parte de la campaña #CulturaUNAMEnCasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.