Life: Vida inteligente

Life: Vida inteligente (Reseña)





Por: Raúl Armenta Asencio

En 2013 llegó a salas comerciales la película Gravity, del mexicano Alfonso Cuarón. Un año más tarde, Christopher Nolan asombraría con Interstellar. Esas dos películas detonaron que Hollywood comenzara a fijarse en lo que hay fuera de la tierra, y desde entonces, hemos visto una cantidad considerable de películas que nos sitúan en el espacio. Algunas han sido más ambiciosas que otras. Algunas han sido mejores que otras. Pero todas tienen algo en común: hacernos ver que realmente no somos nada ante el universo, ni siquiera como planeta, mucho menos como seres humanos.

El filme más reciente que se agrega a esta “moda” (hay que llamarla de alguna manera) es Life: Vida inteligente, del director sueco, Daniel Espinosa. Cinta que nos transporta a la Estación Espacial Internacional (EEI) en un futuro indefinido, aunque no muy lejano.

Life: Vida inteligente nos cuenta la historia de cinco astronautas que reciben unas muestras del cielo de marte para hacer experimento con ellas, en busca de vida. En un principio todo marcha bien, descubren una célula en las muestras y la comienzan a estimular para ver cuáles son sus límites. Lamentablemente, para las personas que habitan la EEI, el ser termina por ser mucho más inteligente e independiente de lo que se pudieron imaginar.

A pesar de que los primeros minutos son un tanto aburridos y tediosos, la película es muy entretenida. Una sorpresa cinematográfica, de esas que, los que me han leído anteriormente sabrán que voy a decir, uno no espera mucho, pero sale realmente extasiado de la sala.

Especialmente, el guion está muy bien hecho. De los 103 minutos de duración que tiene Life: Vida inteligente, fácilmente 90 mantendrán al espectador al borde de la butaca, esperando a ver qué va a suceder con la criatura y con los tripulantes. Los 13 minutos restantes son los de los créditos y los minutos iniciales.

Otro elemento que hace más disfrutable la película es la gran cantidad de referencias cinematográficas que tiene. Podemos ver la inspiración del director desde películas como 2001: Odisea en el espacio, hasta lo hecho por Cuarón con Gravity, y por Nolan en Interstellar.

También me gustaría analizar un elemento al que se hace referencia indirecta en varios momentos de la película. Tal vez es hora de dejar de jugar a ser Dios. Y esto lo digo sin afán de parecer un católico de esos que desprecian a la ciencia. Una cosa es hacer experimentos para analizar nuestro entorno y lo que está más allá, y otra cosa muy distinta es tratar de crear vida. No estamos preparados para saber realmente qué hay fuera de nuestro planeta. Ni siquiera conocemos la totalidad de especies que habitan el nuestro.

Otra cosa que me parece interesante, es un cambio que se está dando a nivel industria, pues las películas Hollywoodenses están empezando a dejar de destruir ciudades de nuestro planeta. En cambio, comienzan a destruir la infraestructura espacial con la que contamos, y de la que no somos realmente dueños.

Life: Vida inteligente es una gran película. Una referencia verdadera a lo que sucede cuando no existe una comunicación adecuada entre humanos, y a por qué debemos dejar de jugar a ser Dios. Realmente es una opción para ir a ver y disfrutar sabiendo que, por el momento, no todo está perdido en nuestro planeta.

Life: Vida inteligente es una película dirigida por Daniel Espinosa, con guion de Rhett Reese y Paul Wernick. Cuenta con las actuaciones de Rebecca Ferguson, Ryan Reynolds, Jake Gyllenhaal, Hiroyuki Sanada y Olga Dihovichnaya. La música es de Jon Ekstrand. Tiene una duración de 103 minutos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.