Antes de que se enfríe el café

Antes de que se enfríe el café (Reseña)

Por: Raúl Armenta Asencio

Imagínate que pudieras viajar en el tiempo, aunque no lo pudieras cambiar, pero que sí pudieras decir eso que no te atreviste, dar ese beso o simplemente agradecer algo. Esa es la premisa de la novela Antes de que se enfríe el café, del escritor japones, Toshikazu Kawaguchi, y que llega a nosotros gracias a Plaza Janés.

A lo largo de 264 páginas, conocemos cuatro historias de personas que, en un café que lo permite, deciden viajar en el tiempo para poder redimirse de actitudes pasadas que los dejaron claramente frustrados. Una mujer que dejó ir a su novio por soberbia, una esposa que quiere recibir una carta que su esposo le escribió antes de que el Alzheimer acabara con su memoria, una chica que decide ver a su hermana que murió, y una mamá que morirá en el parto decide viajar al futuro para ver que valdrá la pena dar a luz a esa hija maravillosa.

Las historias de Antes de que se enfríe el café son interesantes, pero la forma en que están escritas, al menos en su traducción al español, resulta aburrida, tediosa y poco reconfortantes. En un principio, creí que este sería uno de esos libros que terminan llenos de anotaciones, subrayados y que uno quiere regalar a sus seres más queridos, para ver si sienten lo mismo que uno.

Pero la verdad es que la lectura de esta novela terminó siendo tediosa y aburrida. Las historias no terminan de conectar con el lector -al menos con el occidental, porque en Japón el libro ha sido un éxito- y uno lo que quiere es que ya se terminen para poder seguir con su vida.

Antes de que se enfríe el café es un libro escrito por Toshikazu Kawaguchi, publicado por Plaza Janés. Cuenta con 264 páginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.