Los choclok inundaron el Bretón de gozadera


Texto: Nancy Hernández / Imágenes: Viridiana Lizeth Arias Fajardo

La noche del pasado viernes 15 de febrero vivimos un viaje hasta el guapachoso Veracruz, todo gracias a la música, buena vibra y fiesta que se logró por parte de un par de agrupaciones para nada improvisadas.

Estamos hablando de los de casa, Son de Maguey, consolidados y muy queridos por su público tapatío, pisando nuevamente el escenario del Centro Cultural Breton, un recinto ícono en nuestra ciudad; y también, unos jarochos que, aunque cuentan ya con una trayectoria de alrededor de diez años, fueron por más de tres los que brillaron por su ausencia en Guadalajara, los curiosamente llamados Los Choclok.

Fue tal la respuesta al evento que desde un día previo al show se anunció el sold out, cosa que muchos no nos dimos por enterado, pues vi a varias personas que tuvieron que irse sin disfrutar de esta presentación ya que llegaban con la confianza de encontrar accesos a la venta el día del evento. Incluso hubo algunos que esperaron haciendo fila fuera de las instalaciones, y es que como se hicieron reservas vía internet, tenían la esperanza de que alguna de éstas se cancelara, abriendo más espacios.

Y no culpo a los organizadores del foro, ya que la realidad era que el sitio estaba abarrotado; pero esto no impidió poder echar un buen baile y hasta un pequeño slam.

Por ahí de las 22:00 horas, arrancaban los teloneros Son de Maguey, que, con su fandango jarocho en sones, bailes y hasta el recitar de algunos versos, nos pusieron ad hoc para comenzar la noche, en un show de 40 minutos.

El público asistente fue siempre muy entregado y tanto en piso como en la terraza el baile no paró.

Mientras tanto pude ver también a algunos de los integrantes de Los Choclok preparándose y dando las últimas entrevistas a los medios locales.

Siendo las 23:00 horas y teniendo a los miembros de la banda un tanto apretados en el entarimado del lugar, se escuchó la trompeta, seguido del acordeón, que daban comienzo a la canción Te busqué, continuando en automático con el buen ska de Lucas, después Aguardiente, Pa´lante, Desierto, Júzgame, éxitos ya de ellos; tocaron también algunas canciones de su más reciente EP como Cempasúchil, Agüita de arroz; nos pusimos románticos con Bonita, Tomasa, Viajero, y más.

Fue un show que duró aproximadamente hora y media de pura gozadera, pues estos artistas saben fusionar diversos ritmos como el reggae, ska, cumbia, los sones jarochos y hasta ritmos más norteños. Y por supuesto que, para despedirse, cerraban con Bachas, una de las canciones más emotivas y representativas de la banda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.