Clausura del amor

La Nada Teatro presenta la segunda temporada de Clausura del amor





Por: Raúl Armenta Asencio

Escrita por el dramaturgo francés, Pascal Rambert, la compañía tapatía, La Nada Teatro, presenta la segunda temporada de la obra, Clausura del amor, los sábados y domingos de julio en el Estudio Diana.

Dirigida por Miguel Lugo, Clausura del amor nos cuenta la historia de él y ella, una pareja que se encuentra para, precisamente, acabar con la relación que tienen, y nos obliga a preguntarnos quiénes somos durante y después del amor.

A propósito de Clausura del amor, las reacciones que se esperan de la gente y los posibles cambios entre la primera y la segunda temporada de la obra, hablamos con Miguel Lugo.

¿Qué nos puedes contar de la segunda temporada de Clausura del amor?

Tenemos la oportunidad de retomar la obra y hacer nuevamente la lectura y puesta en escena de Clausura del amor, texto que nos implica mucho por todo lo que significa hacer un texto como este de Pascal Rambert.

Clausura del amor es uno de los textos de la dramaturgia francesa contemporánea más importantes, es un texto que tiene muchos montajes en muchas partes del mundo: tanto en Europa como en América Latina, y nosotros lo estrenamos en Guadalajara bajo convenio de la agencia de Pascal Rambert.

Es un texto que tiene varias aristas, que nos muestra, con una madurez increíble en el sentido dramatúrgico, el aspecto violento, pero al mismo tiempo tierno y entrañable del amor. El cómo este sentimiento, que tanto deseamos, por el que aspiramos y luchamos, se puede convertir en algo tan doloroso y que nos puede lanzar al vacío.

Para los que no la han visto, ¿de qué va el texto?

Clausura del amor habla, precisamente, del momento en el que una pareja, un hombre y una mujer, se dan cita para clausurar aquello que imaginaron, pensaron y desearon alguna vez, fuera eterno, el amor para siempre. Llega el día en que el amor se clausura, se hace el corte de caja, el ajuste de cuentas. De eso va la obra.

Estamos ante un par de soliloquios de largo aliento en los que predomina el peso y el poder de la palabra. Es un teatro que está hecho para la escucha más que para lo visual, en esta ocasión hacemos un teatro para el entendimiento, para la comprensión.


¿Cómo llegaron a este texto de Pascal Rambert?

Yo lo conocí hace como dos años, más o menos, a través de una compilación de teatro francés contemporáneo.

¿Hay algún cambio entre lo que se pudo ver entre la primera temporada y esta?

Digamos que la comprensión del texto madura gracias a la distancia. Ahora que lo estamos montando otra vez, las cosas caen de una manera más contundente, no porque la primera temporada no haya sido importante o interesante, sino que hay una maduración, y eso es lógico en cualquier puesta en escena: conforme va avanzando, la comprensión de las cosas es distinta, y, afortunadamente, en la mayoría de los casos, es para bien: se entrega un trabajo más maduro.

¿Qué reacciones esperas de la gente que vaya a ver Clausura del amor?

En ese sentido, es un texto muy rico. Es completamente catártico. Cualquier persona que haya vivido una relación de pareja, podrá ver varios puntos de identificación, comunión, con lo que ahí se dice. Creo que todos los que hemos tenido una relación emocional y física con alguien, encontrará en las palabras de Rambert y las de Andrés y Erandi, puntos de identificación.

Creo que eso nos da la oportunidad de que el público no salga indiferente de la sala. Evidentemente, no dejamos ningún mensaje, porque estamos hablando de una ruptura, algo a lo que le tememos tanto. Lo que sí esperamos es que, más que generar respuestas, la obra genere preguntas como: quiénes somos cuando amamos, y en quiénes nos convertimos cuando ya no amamos.

Algo más que quieras agregar…

Finalmente, al ser una producción que se alza desde la gestión independiente, la supervivencia de la obra depende mucho de la respuesta del público en taquilla.

Clausura del amor se presentará los sábados y domingos de julio a las 19:00 y 18:00 horas, respectivamente, en el Estudio Diana (Av. 16 de Septiembre #710, Guadalajara). El costo de los boletos es de $200.00 pesos general, $150.00 pesos para estudiantes, maestros, egresados y personas de la tercera edad, y $130.00 pesos en preventa de lunes a viernes durante las semanas de la temporada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.