Acuario Michin

Acuario Michin, aprender, conservar y divertirse






Texto: Raúl Armenta Asencio / Imágenes: Carlos Balam Cerda

Desde hace unos meses, Guadalajara cuenta con un nuevo espacio en el que la convivencia con especies acuáticas, así como la diversión y el aprendizaje, se hacen presentes. Se trata del Acuario Michin (Mariano de la Barcena #990, Guadalajara).

Dividido en cuatro grandes pabellones (Wixárika, Mixteca, Maya, Konkaak y Olmeca), Acuario Michin busca demostrar que la diversión y el aprendizaje pueden llevar a la conservación de las especies marinas, o por lo menos esa es la filosofía de su directora y fundadora, Paulina Balbontín Durón.

A propósito del acuario, las actividades dentro de éste y los servicios que ofrece, hablamos con la Mtra. Balbontín.

¿Qué es Acuario Michin, cómo surge y cuáles son sus objetivos?

Michin significa pez en náhuatl. Lo que intentamos es hacer una representación y homenaje a las grandes culturas prehispánicas con las que cuenta México, así como la megabiodiversidad (somos el quinto lugar en el mundo con más biodiversidad).

En el acuario tenemos tortugas, tiburones, flora y fauna, con la que hacemos una representación en cinco grandes pabellones: el wixárika, que tiene cosas de nuestra región; el pabellón maya, con animales de agua cristalina o clara, con peces marinos multicolores, anémonas, ahí es donde está el pez payaso o Nemo, como el de la película, aunque nos interesa decir que no es nativo de nuestro país, también tenemos el pez león, que es una especie invasora, y que ahorita hay grupos que están trabajando para que sea comestible; luego está el pabellón mixteca, que es donde están las nutrias, los cocodrilos, el aviario; y finalizamos con el pabellón Konkaak, donde hay rayas, medusas, tiburones cornudo, entre otras especies; y el Olmeca, donde está el tiburinario, además de alguna raya.

Acuario Michin
Acuario Michin

Con esto queremos trabajar una parte cultural, haciendo la mezcla con la biodiversidad; sino que, también, podemos contar con talleres. Queremos dar educación a la gente sobre conservación.

Nuestros cuatro ejes son: la recreación, a partir de que es divertido, puedes hablar de educación; el de investigación; y seguir una currícula educativa, pues tenemos talleres junto con escuelas, y que trabajamos con Graciela de la Vega, quien trabajó en el Trompo Mágico, y donde les ponemos las dimensiones a una escala que ellos pueden entender y que perdure.

Hay mucha información en el acuario, nos apoyamos mucho de las infografías, para que la gente sepa qué está viendo y cuál es su papel en el hábitat, y que sirven para que la gente aprenda a cuidar el medio ambiente.

Además, me gustaría decir que tenemos ciertos descuentos porque entendemos que el precio es algo alto para mucha gente. Tendremos las siguientes promociones: para los madrugadores, hay un 25% de descuento, por lo que, si nos visitan de ocho a once de la mañana los sábados y domingos, el precio pasa de $199.00 pesos a $149.00. También tenemos el de los nocturnos, para que los que quieran salir de noche, de seis de la norte, todos los días, damos 45% de descuento, por lo que la visita sale en $109.00 pesos.

También es importante mencionar que tenemos un convenio con el DIF, por lo que donamos diez mil boletos al año para personas en situaciones de riesgo.

Acuario Michin
Acuario Michin

¿Cuál es el flujo de gente Acuario Michin?

Hemos tenido días de hasta tres mil o cuatro mil personas. La gente sale maravillada con el acuario. Estamos muy felices por eso.

¿Hay tours para los visitantes?

La gente está muy contenta con los tours. Si viene un grupo grande, tienen una persona en específico; aunque si son grupos más pequeños, en cada estación hay una persona que te cuenta lo que necesitas saber. A mí me gusta más el segundo porque son cambios de voces, aprendes más y de forma distinta.

Los guías hacen un magnífico trabajo. Les hemos dado muy buena capacitación, pero además es gente muy apasionada por saber muchas cosas sobre las especies que tenemos. La mayoría de ellos son biólogos o médicos veterinarios; aunque también hay antropólogos y gente que estudió turismo.

Acuario Michin
Acuario Michin



¿Han tenido algún problema en la relación visitante-animal?

Hasta ahora no, porque todo está muy cuidado, tenemos cámaras, etcétera. Le hemos apostado mucho a la seguridad.

Queremos certificarnos con la Asociación de Zoológicos y Acuarios, que es a nivel internacional, y que ve tres temas principales: el bienestar del animal, el del empleado y el del visitante. Necesitamos ver por un desarrollo sustentable entre la parte social, le económica y la ambiental: si crece mucho una, las demás dejan de jalar, por lo que debemos mantener un equilibrio muy delicado.

Acuario Michin
Acuario Michin

¿Qué le dirías a alguien que esté en contra de espacios como éste?

Comparto mucho la idea de no tener animales encerrados, pero depende de las situaciones.  Por ejemplo, con las nutrias, nosotros las recibimos del Acuario de Veracruz, que atienden a nutrias que fueron heridas en la vida salvaje.

Tenemos la idea de que para cuidar algo, tienes que amarlo; y para amar algo, tienes que conocerlo. Esa es la idea del acuario: que conozcas a las especies que tenemos, las aprecies, y cuando salgas, las cuides.

Acuario Michin
Acuario Michin

¿Qué planes tienen de crecimiento?

Por el momento se va a quedar así. Acuario Michin tiene mucho que dar. Sin embargo, ahorita estamos haciendo alianzas con diversas instancias, además de que hacemos eventos sociales como cocteles, bodas, etcétera.

Además, también hacemos pedidas de mano y cenas románticas para dos personas. Es algo que está gustando mucho a la gente, y que la verdad es una idea completamente original.

También estamos por activar la inmersión al acuario de los tiburones en una caja de acrílico junto a otra persona. Quien se meta está totalmente protegido.

Acuario Michin
Acuario Michin

Algo más que quieras agregar…

Que nos visiten. Es un gran producto, un proyecto muy noble que nos devuelve a la niñez.

Acuario Michin (Mariano de la Barcena #990, Guadalajara) se puede visitar de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas, y sábados y domingos de 9:00 a 19:30 horas. La entrada tiene un costo de $199.00 pesos general, $120.00 pesos para menores de doce años, personas con discapacidad y adultos mayores presentando su tarjeta del INSEN, y $135.00 pesos para estudiantes que muestren su credencial vigente. Además, bomberos, policías y personas que trabajen en protección civil, cuentan con 50% de descuento. Otros descuentos aplican según la temporada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *