¡Ya comenzó la temporada de observación de aves migratorias en San Blas!

San Blas es uno de los sitios más populares para la observación de aves migratorias y endémicas en El Tesoro del Pacífico Mexicano; cada invierno atrae a miles de observadores de la Estados Unidos y Canadá.

Cada invierno, miles de aves de Norteamérica se dirigen al sur huyendo del frío; y para estas aves el sur significa San Blas, situado directamente en la ruta migratoria del pacífico, un lugar muy popular entre los observadores de aves que buscan poner una nueva marca en su lista, con las más de 450 especies de aves endémicas y migratorias que pueden encontrarse allí durante los meses de invierno.

San Blas, en la Riviera Nayarit, es sin duda un verdadero paraíso, con siete tipos de ecosistemas y 12 rutas de observación que incluyen selvas tropicales, océanos y playas, manglares y pantanos, estuarios y lagunas, bosques de pinos y robles. En una extensión de 50 kilómetros, los visitantes pueden ir de un hábitat a otro o viajar en embarcaciones a través de manglares o mar abierto, o caminando por los pueblos costeros y de montaña.

Este histórico puerto cuenta con 250 especies endémicas, pero, durante los meses de invierno, hasta el 80 por ciento de la población de aves se compone de las especies migratorias de Norteamérica. 

Muchos visitantes llaman a la Riviera Nayarit el «Disneyland de la observación de aves» debido a la gran cantidad de especies observadas, como el “Martín pescador”, la “Espátula Rosada”, “Calandria dorso rayado”, “Paloma inca” (también llamada “Paloma mexicana”), “Pájaro carpintero”, “Pájaro estaca” y muchos más.

Algunos de los mejores sitios de observación de aves de San Blas son:

Parque Nacional La Tovara: un ecosistema complejo que ofrece canales de agua y manglares en una extensión de aproximadamente 648 hectáreas. El agua dulce de las montañas se mezcla con el agua salada del mar para formar un estuario en el que conviven miles de especies de flora y fauna.

Laguna de Zoquipan: Es parte de la red de reservas de aves playeras del hemisferio occidental; este sistema de lagunas tiene marismas, canales y manantiales de agua dulce. Es un refugio de invierno para aves migratorias costeras y también el hogar del cocodrilo de río, del jaguar, jaguarundi, ocelote, nutrias de río y más.

Singayta: Esta comunidad típica en la llanura de la costa del Pacífico hizo a San Blas famoso por la observación de aves. Se compone de estuarios, cuencas y llanuras con ecosistemas que incluyen bosques y manglares.

Tecuitata y Salto del Cora: Estas cascadas se encuentran en una montaña de la comunidad dedicada a la sombra de café con un amplio abierto paisaje que hace que su observación de aves actividad fácilmente visible.

Isla Isabel: Esta isla es conocida como las «Galápagos de México». Para llegar a ella hay que tomar una embarcación desde San Blas. Las más de 40,000 aves que habitan ahí no tienen depredadores que temer y, por lo tanto, permiten a los viajeros acercarse.

Eventos para la observación de aves

Los meses pico para la observación de aves en la Riviera Nayarit son de enero a abril, durante los cuales tienen lugar importantes eventos en los que participan visitantes y locales por igual. A continuación, dos de los más importantes:

Conteo de aves de San Blas: El conteo se lleva a cabo cada diciembre en una extensión de 24 kilómetros a la redonda en San Blas. Los grupos de observadores han registrado hasta 294 especies en un día (en 2018), así como 310 especies y 12,700 aves en la semana del conteo, incluyendo tres aves que se observaron por primera vez en esa región: el “Reyezuelo de Bewick”, “Papamoscas jaspeado” y el “Chotacabras cuerporruín mexicano”.

Festival Internacional de Aves Migratorias de San Blas: Entre el 19 y el 26 de enero, los viajeros podrán participar en la décima sexta edición de este evento anual que celebra la llegada de aves migratorias a San Blas; hay actividades artísticas y culturales que giran en torno a las aves, así como recorridos por las rutas tradicionales de observación.

Además de la observación de aves, San Blas ofrece muchas otras actividades para el viajero, como un recorrido por sus maravillosas playas o comer mariscos frescos en los tradicionales restaurantes junto al mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.