Puerto Escondido

Ambiente relajado e internacional, el atractivo de Puerto Escondido





Por: Hilda Sitges

Mi hija siempre había querido conocer Oaxaca; yo tampoco había ido. Para cumplir mi primer propósito de año nuevo, la invité una semana ahí a mediados de enero. Dos días en la capital nos parecieron apenas suficientes para impregnarnos de los colores, las formas y los sabores de uno de los estados más ricos del país, culturalmente hablando. Caminamos por sus calles y entramos a cuanta puerta abierta al púbico encontramos. El Museo Textil, la Catedral, el Templo de Santo Domingo, las galerías, tiendas de artesanías, y una escuela de diseño; nos hicieron sentir orgullo por nuestro país.

Luego de un vuelo de menos de media hora, en una avioneta de AeroTucán, que cruzó las cordilleras que dividen a Oaxaca capital, de la costa, llegamos a Puerto Escondido. Lo minimalista y rústico del hotel www.laplayita.com nos pareció irresistible, y lo reservamos por 5 noches. Luego de dejar maletas en la recepción a las 8 de la mañana, hora que llega el único vuelo de esa aerolínea, salimos a caminar mientras daban las 12 y podíamos entrar al cuarto.


La encargada de recibirnos rumbo a la zona turística fue una pequeña tortuga que acababa de salir del cascarón y caminaba extraviada sobre el cemento caliente de la banqueta. Mi hija la levantó y la llevamos a la playa para que las olas se la llevaran al mar. Continuamos descalzas dejando que las olas nos lavaran los pies. Algo parecido a un rito de bienvenida que estábamos inventando.

El resto de la semana lo pasamos andando en las bicis que rentamos y nos llevaban más rápido que caminando, del hotel a la zona de restaurantes y tiendas del lugar. Hay comida y opciones de compras para todos los gustos y presupuestos en un área relativamente pequeña. No deben ser más de 10 calles repletas de surfos que reconocen que las olas de aquí son tan peligrosas como atractivas. El ambiente relajado e internacional, nos dejó con ganas de regresar pronto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.