Violeta al fin

Violeta al fin (Reseña)





Por: Raúl Armenta Asencio

En el marco del 33 Festival Internacional de Cine de Guadalajara, que se lleva a cabo del 9 al 16 de marzo de 2018, se llevó a cabo la premier de la producción costarricense-mexicana, Violeta al fin, escrita y dirigida por Hilda Hidalgo.

La cinta nos cuenta la historia de Violeta, una mujer costarricense de 72 años, recién divorciada, quien quiere convertir su casa (en la que ha vivido desde que nació) en una pensión para tener un ingreso extra. Sin embargo, pronto se entera de que su exmarido puso esa casa como garantía para un negocio que no resultó como esperaba y el banco está a punto de embargarla. Violeta hará todo lo posible por conseguir el dinero que necesita y recuperar esa casa.

En el trayecto, llega a la casa de Violeta un profesor de natación originario de México; además de sus dos hijos con sus respectivas familias, buscando que se haga lo que cada uno quiere, sin tener en cuenta la voluntad de la dueña de la casa.

Violeta al fin es una cinta un tanto aburrida, sin escenas que nos inviten a seguir viendo la historia o a querer conocer el desenlace. Incluso el clímax carece de emociones para el espectador, por lo que, si se está buscando una película entretenida, no la recomiendo.

Sin embargo, si lo que se quiere es ir a ver una historia que nos ponga a pensar en hasta qué punto estamos atados a los lugares en los que vivimos y crecimos, Violeta al fin es una buena opción, pues tiene esa pregunta latente durante la casi hora y media de duración.

Definitivamente, Violeta al fin es una cinta que pudo ser mucho más entretenida y conservar la pregunta de fondo; de cualquier manera, es una buena opción para los que gustan de un cine reflexivo. No apta para nostálgicos.

Violeta al fin es una película escrita y dirigida por Hilda Hidalgo. Cuenta con las actuaciones de Eugenia Chaverri, Gustavo Sánchez Parra, Óscar Castillo, Álvaro Marenco y Anabelle Ulloa. La música es de Camilla Uboldi. Tiene una duración de 87 minutos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *