Si la colonia hablara

Si la colonia hablara (Reseña)


Por: Raúl Armenta Asencio

Las cárceles están llenas de inocentes. Los afroamericanos son una de las poblaciones más vulnerables en Estados Unidos. Y a la crítica y a los pseudointelectuales políticamente correctos les encantan las historias que hablan de alguno de estos temas. Y si un director de cine logra combinar estas dos historias, sus pequeñas mentecitas explotan en un big bang de conciencia que los eleva a la superioridad moral.

Eso es lo que pasa con Si la colonia hablara, la más reciente película de Barry Jenkins, basada en la novela homónima de James Baldwin (que no he leído, por lo que en esta reseña no hablaré de la adaptación).

Si la colonia hablara nos cuenta la historia de Tish Rivers, una chica que queda embarazada de Alonzo Hunt, un hombre que, un tiempo después, es acusado de haber violado a una mujer latinoamericana. Así, durante casi dos horas conocemos la lucha de Tish para demostrar que su prometido no es un delincuente, al tiempo que ve crecer una vida dentro de ella. Todo esto, ambientado en la década de los ’70 en Nueva York.

Más allá de la temática políticamente correcta y de la necesidad por reivindicar a este tipo de historias para demostrar que los afroamericanos no son malos (que sí cae en este cliché), la película resulta interesante. Está bien lograda, aunque tiene algunos errores de continuidad y hay momentos en los que se siente innecesariamente lenta.

Si la colonia hablara es una cinta para ir a ver en esos momentos en que se quiere sentir superior a los demás en el sentido moral e intelectual. Sin embargo, no aporta nada a la cinematografía y termina por ser un retrato que pronto se olvidará.

Si la colonia hablara es una película escrita y dirigida por Barry Jenkins, basada en la novela de James Baldwin. Cuenta con las actuaciones de KiKi Layne, Stephan James, Regina King, Colman Domingo y Teyonah Parris. La música es de Nicholas Britell. Tiene una duración de 119 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.