Pesadilla Siniestra

Pesadilla Siniestra (Reseña)





Por: Raúl Armenta Asencio

El problema de hacer películas de terror en las que esté involucrada la leyenda “Basada en hechos reales” es que queda muy poco espacio para jugar con la posible locura o imaginación de los personajes. Un ejemplo claro es Pesadilla Siniestra, dirigida por Jonathan Hopkins, y que recién se estrenó en salas comerciales de México.

En Pesadilla Siniestra conocemos la historia de Alice Arnolds, una doctora especializada en temas del sueño que perdió a su hermano menor, cuando ambos eran niños, mientras él tenía una pesadilla.

Años después, y con Arnolds ya convertida en doctora, aparece la familia Morgan, quienes también están teniendo pesadillas que los están llevando a comportarse de maneras extrañas durante la noche, excepto por uno de ellos, el hijo menor.

Conforme van pasando los minutos, nos enteramos de que lo que él sufre es parálisis del sueño, que, en ciertas regiones de nuestro planeta, se cree que es provocada por un demonio que se sube al pecho de quien duerme, provocándole pesadillas y chupando, poco a poco, su vida.

Si bien la temática principal de Pesadilla Siniestra es, en mi opinión, muy interesante, el resultado deja mucho a deber. En un principio, Hopkins nos quiere hacer creer que todo lo que está sucediendo es un sueño de la doctora Arnolds; pero, después, la historia vira hacia los demonios de tradiciones antiguas.

Otro punto en contra de la cinta son las actuaciones. Quizá sólo la pequeña Honor Kneafsey nos entrega una actuación de verdad, una que da miedo y que, mejor manejada en la edición, podría haberse convertido en un clásico. De ahí en más, los actores se ven bastante planos, sin emociones.

Pesadilla Siniestra es, quizás, una buena opción para los amantes del cine de terror, pues no hay mucho más que ver actualmente en salas; sin embargo, yo los invitaría a mejor no perder su tiempo ni su dinero.

Pesadilla Siniestra es una película escrita y dirigida por Jonathan Hopkins, con la colaboración de Richard Hobley en el guion. Cuenta con las actuaciones de Maggie Q, Will Kemp, Honor Kneafsey, Sylvester McCoy y Sam Troughton. La música es de Ulas Pakkan. Tiene una duración de 84 minutos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *