Pato, pato, ganso

Pato, pato, ganso (Reseña)


Por: Raúl Armenta Asencio

El arte en general, pero el cine y la literatura más particularmente, gustan en función de las vivencias e intereses del espectador, siempre que tengan un mínimo de cualidades dictadas por el canon en que fueron hechas. En este sentido, por ejemplo, si la navidad es un tiempo que me recuerda a una época feliz, y veo una película técnicamente bien hecha que hable de la navidad, muy probablemente me guste la cinta.

Comienzo con esta introducción porque hay dos cosas que me llamaron mucho la atención de una de las más recientes cintas de Netflix, Pato, pato, ganso: por una parte, los patos son mis animales favoritos, y, por otra, la película se desarrolla en China, país al que visitaré en un par de meses, si todo sale conforme a lo planeado.

Pato, pato, ganso, nos cuenta la historia de Peng, un ganso rebelde que gusta de hacer las cosas cómo él quiere. Un día, cuando está a punto de comenzar la migración anual de invierno, Peng se lastima una de sus alas, y deberá caminar durante varios días para llegar al lugar donde pasará la temporada más fría del año. Las cosas se complican, aún más, cuando se le unen Chi y Chao, dos patos bebés que se alejaron de su bandada, y que creen que Peng es su mamá.

La cinta es entretenida y la animación es un agasajo, con claras influencias de películas como Kung Fu Panda y Los Pingüinos de Madagascar. Además, la historia está bien hecha y permite pasar un buen rato en familia.

Si bien, Pato, pato, ganso no es la mejor película del año, sí nos entrega una hora y media de sana diversión, con una historia y animación bien hechas, que nos permitirán pasar un buen rato. Especialmente, a los amantes de los patos.

Pato, pato, ganso es una película escrita y dirigida por Christopher Jenkins, con la participación de Rob Muir, Scott Atkinson y Tegan West como coguionistas. En inglés, cuenta con las voces de Jim Gaffigan, Zendaya, Lance Lim, Greg Proops y Natasha Leggero. La música es de Mark Isham. Tiene una duración de 91 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.