Nadie sabe que estoy aquí

Nadie sabe que estoy aquí (Reseña)

Por: Belén Sánchez

Nadie sabe que estoy aquí, es una película dirigida por el joven director Gaspar Antillo y producida por Fábula, la productora de los chilenos Pablo y Juan de Dios Larraín y distribuida por Netflix (y que se dice que es la primera película chilena en el repertorio de la plataforma).

El filme nos narra la trágica historia de Memo (Jorge García), quien se aísla con su tío en un pequeño lugar rodeado de naturaleza para tratar de olvidar un pasado que lo atormenta; pero donde a su vez encuentra refugio y por momentos entre el bosque sigiloso se halla entre aplausos y ovaciones de un público al que nunca logró verle la cara, ya que su preciada voz fue concedida a una “cara bonita”, un impostor, Angelo (Gastón Pauls) y donde conoce a Marta, quien le viene a dar un vuelco a su monótona vida.

Hace algunos días, hurgando entre los estrenos de Netflix encontré este film y no dude en que sería el de mi fin de semana. Sin saber quién era el director, la casa productora y mucho menos los actores comencé a verla, ¡y me sorprendí! Es un filme que trabaja el aislamiento de un ser humano tras un accidente de la vida, pero donde a mi gusto se encuentra perfectamente mezclado con los sonidos de la naturaleza, la depresión de Memo y un triste pasado. Entre escenas inconclusas, el tema principal Out of sight a cargo de Carlos Cabezas, la fotografía de Sergio Armstrong (que me dejo sin palabras) el silencio, el ruido desafiante de los objetos, los murmullos constantes de Memo, Beethoven, Mozart y Handel hacen de este filme un desafío a la sociedad en la que vivimos donde se lucra con el perdón y donde creemos conocer a los personajes que vemos todos los días en la pantalla chica y en las redes sociales.

Nadie sabe que estoy aquí es una película dirigida por Gaspar Antillo. Cuenta con las actuaciones de Jorge García, Luis Gnecco, Gastón Pauls, Millaray Lobos, Eduardo Paxeco. Fotografía Sergio Armstrong. Música de Carlos Cabezas. Tiene una duración de 90 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.