“Mujeres con historia”, un documental que derrocha espíritu pionero y glamour que no puedes perderte


Foto: Wikimedia // Dominio Público 

Rita Hayworth contrajo matrimonio hasta en cuatro ocasiones a lo largo de su vida pero jamás llegó a experimentar el amor verdadero. A Grace Kellyno le hicieron falta más que un par de citas con el príncipe Rainiero de Mónaco para enamorarse locamente del heredero y dar el sí quiero. Gloria Swanson fue conocida por sus sonados romances y sus seis matrimonio fallidos mientras que Winnaretta Singer hizo caso omiso a las críticas de un sector de la sociedad que la increpaba por su orientación sexual y se casó con un hombre mucho mayor que ella para así poder vivir en libertad. 

Todas estas mujeres son conocidas por sus relaciones sentimentales, pero su historia esconde mucho más que los romances que mantuvieran en vida. Todas ellas lucharon contra sus propios demonios haciendo frente, en ocasiones, a situaciones verdaderamente complejas. El duro trabajo que estas mujeres llevaron a cabo a lo largo de su vida ha sido el germen para la puesta en marcha de “Mujeres con historia”, un documental que trata de poner en valor la trayectoria de estas y otras celebridades de antaño que en la actualidad acostumbran a ser recordadas por su faceta más mediática.

La actriz Elizabeth Mcgovern, conocida internacionalmente por su papel de Condesa de Grantham en la serie “Downton Abbey”, deja a un lado su faceta interpretativa para ejercer como conductora de este documental que llegó a nuestras pantallas el pasado mes de mayo a través del canal Cosmopolitan. Rodada hace ahora 3 años, esta producción británica explora en 4 capítulos la personalidad de varias mujeres que marcaron un antes y un después en la época en la que vivieron, dejando claro que su género no iba suponer ningún obstáculo a la hora de conseguir sus sueños. Mujeres que demostraron tenacidad, persistencia y un fuerte carácter, al mismo que tiempo que derrocharon estilo y glamour en alfombras rojas, recepciones reales o en los más exclusivos cafés de París.

 Foto: Wikimedia // Paramount Pictures // Dominio Público // Pie de foto: Swanson abandonó la Paramount para crear su propia productora y tener libertad a la hora de escoger los proyectos en los que participaba

El primero de los capítulos nos traslada a la época dorada de Hollywood para presentarnos a tres actrices que no solo triunfaron en la gran pantalla sino que también dieron el salto a la aristocracia europea; eso sí, algunas con más fortuna que otras. Gloria Swanson fue una de las que nunca encontró el amor verdadero a pesar de su múltiples y sonados matrimonios pero consiguió llegar a lo más alto en su carrera profesional. Con apenas 15 años Swanson ya sabía que su futuro pasaba por ser actriz por lo que empezó a participar en diversas películas mudas de la época, entre las que destacan algunas producciones a cargo de Charles Chaplin. Con el paso del tiempo los papeles que le ofrecían comenzaron a ser mayores y en la década de los 20 se había convertido en la estrella principal de la Paramount. Lejos de contentarse con el sueldo de casi un millón de dólares que le ofrecía la productora, Swanson decidió volar por libre y crear su propia empresa audiovisual. Con la llegada del cine sonoro, y con apenas 35 años, Swanson se vio obligada a abandonar su carrera como productora y actriz pero lejos de rendirse la actriz de Chicago se reinventó a sí misma y regresó a la gran pantalla en la década de los 50 de la mano de Billy Wilder. Algo similar le ocurrió a Rita Hayworth, quien tras una infancia dedicada en exclusiva al baile y plagada de abusos por parte de su progenitor, decidió cambiar de manera radical su aspecto para empezar una nueva vida y triunfar en Hollywood. De esta forma, se sometió a un doloroso tratamiento de electrólisis para modificar el nacimiento del pelo y se tiñó de pelirroja dejando atrás su larga melena negra. Con este aspecto es con el se convirtió en todo un ídolo cinematográfico, una carrera que dejó de lado para casarse con el príncipe Alí Khan. Su nueva faceta como aristócrata no le duró demasiado así que Hayworth se vio obligada a reciclarse una vez másy dar de nuevo el salto al celuloide. 

IMAGEN>>>>> Foto: Wikimedia // Paramount publicity photographer // Dominio Público // Pie de foto: Grace Kelly fue un auténtico icono de moda en su época

La tercera de las grandes protagonistas de esta primera entrega es Grace Kelly. Su trayectoria como actriz fue corta pero intensa, habiendo sido nominada a varios Globos de Oro y premiada con el Oscar a Mejor Actriz por “The Country Girl”. Con 26 años la musa de cineastas de la talla de Alfred Hitchcock abandonó el séptimo arte para convertirse en princesa de Mónaco, pero lejos de conformarse con un papel en un segundo plano Kelly se puso manos a la obra para convertir el pequeño país soberano en lo que es hoy en día: un principado de lujo, glamour y considerado como uno de los mejores destinos para los amantes de todo lo relacionado con la cultura del casino. Además de transformar Mónaco, Grace Kelly también destacó por una amplia labor humanitaria que la convirtió en una de las mujeres más queridas por los monegascos incluso tras su fallecimiento. 

Tras hacer una revisión por las reinas de la pantalla y de la red carpet, “Mujeres con historia” aborda en su segundo capítulo a las reinas de la cultura. Así se nos permite la posibilidad de conocer un poco más en profundidad a Winnaretta Singer, la joven heredera de la famosa casa de fabricantes de máquinas de coser Singer. Nacida en Nueva York en el seno de una familia numerosa, Winnaretta siempre se sintió diferente con respecto a las jóvenes de su edad, más preocupadas en encontrar marido que en formarse a sí mismas. Así fue como decidió mudarse a París en la década de los 20 para convertirse en una auténtica pionera de la cultura parisina. Amante de la música, Singer ejerció como mecenas para diferentes músicos y llegó a fundar un salón en la capital francesa para permitir que los jóvenes artistas expusieran su talento. El país galo también fue el destino escogido por Sara Murphy quien, junto a su marido Gerald, hizo de la Costa Azul un auténtico hervidero de cultura, lujo y fama. Personalidades como Hemingway, Picasso o el matrimonio Fitzgerald se encontraban entre sus amistades y Sara sirvió como musa para muchos de ellosPeggy Guggenheim, por su parte, compartió con Singer su faceta como promotora de nuevos talentos y fue una de las mecenas más importantes del siglo XX. La sobrina de Solomon R. Guggenheim continuó con el legado de su tío apoyando diversos movimientos artísticos como el expresionismo abstracto, el surrealismo o el cubismo. Gracias a su trabajo incansable, en la actualidad la Fundación Guggengeim, que promueve el arte moderno y que cuenta en nuestro país con el famoso museo de Bilbao, puede presumir de contar con una amplísima colección. 

May 1931 — Portrait of Miss Barbara Hutton, Woolworth Heiress. Picture taken in May, 1931 before Miss Hutton was presents to the king and Queen of England by Mrs. Charles G. Dawes, wife of the then American Ambassador at London. — Image by © Bettmann/CORBIS

IMAGEN>>>>>> Foto: Wikimedia // Dominio Público // Pie de foto: Barbara Hutton fue apodada como “La pobre niña rica” debido a la soledad que experimentó a lo largo de su vida, especialmente durante su infancia

El tercer capítulo de este documental tiene un sabor agridulce y es que nos presenta mujeres que a pesar de sus esfuerzos jamás llegaron a conseguir la felicidad plena. Tal es el caso de la elegante Barbara Hutton, una rica aristócrata que a pesar de colaborar en diversos proyectos benéficos y humanitarios siempre se sintió sola, o de Kathleen Kennedy quien perdió la vida con 28 años en un accidente de avión junto al hombre con el que planeaba casarse. Menos trágica fue la vida de Clara Ward, una joven rebelde que escandalizó a la sociedad del sigo XIX posando ligera de ropa.

El broche de oro de esta producción audiovisual lo pone la revisión a tres mujeres que consiguieron transformar radicalmente sus vidas. Así, el cuarto y último capítulo explora la trayectoria de Nancy Astor, una estadounidense acomodada que tras el fracaso de su primer matrimonio decidió instalarse permanentemente en Inglaterra. Allí se convirtió en la perfecta anfitriona de la aristocracia británica pero sus inquietudes culturales la alejaron de los salones de té para llevarla al Parlamento Británico como la primera mujer en ostentar el cargo de diputada. En los años 40 otra americana también aterrizó en Inglaterra para modificar desde los cimientos el encorsetado estilo inglés en materia de interiorismo. Se trataba de Nancy Lancaster, una visionaria diseñadora que se hizo cargo de la firma Colefax & Fowler y que llegó a crear un estilo propio que causó furor en la sociedad británica de la época. Las ostentosas casas de campo inglesas tienen su seña de identidad. 

Pauline Rothschild es la última de las protagonistas de este documental y probablemente la que mayores lecciones de estilo nos ha podido dar a lo largo de su vida (sin ofender a Grace Kelly, por supuesto). Rothschild nació en Estados Unidos pero desde muy pequeña se vio obligada a viajar por motivos familiares, llegando a vivir en París, Biarritz y Baltimore. Todos estos cambios la ayudaron a formarse como una mujer independiente, cosmopolita y amante de la moda y el interiorismo. Su esfuerzo y su don innato para la combinación y diseño de prendas la llevaron incluso a trabajar con la legendaria diseñadora de moda Elsa Schiaparelli. Además, en su trayectoria también se cuentan proyectos relacionados con la remodelación y decoración de lujosas casas así como la escritura de la obra “The Irrational Journey”.

Como podéis ver este documental nos permite acercarnos a la vida menos conocida de personalidades ampliamente famosas como Rita Hayworth o Grace Kelly pero también de mujeres a las que la historia, como viene siendo habitual, ha relegado a un segundo plano. La duración corta de los capítulos, apenas 40 minutos, lo convierten en un programa ideal para hacer un maratón en un fin de semana. Te recomendamos que le eches un vistazo ya que descubriréis a mujeres realmente extraordinarias e inspiradoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.