Mesías

Mesías: Temporada 1 (Reseña)


Por: Raúl Armenta Asencio

Cada tanto, sale alguna reflexión imaginando cómo sería si Jesús hubiera nacido en nuestra época. Que si hubiera sido un inmigrante ilegal, cómo lo hubieran tratado los medios, qué reacciones habría en redes sociales. Imaginaciones, todas, producto de la sociedad y época en la que nos tocó vivir. También ha habido cuentos y novelas, algunas más reconocidas que otras, que han intentado explicar cómo sería este fenómeno.

Se acaba de estrenar hace unos días en Netflix la serie Mesías, que, justamente, trata de mostrar qué podría pasar si llegara al mundo alguien que, más allá de un origen divino o humano, pudiera romper todas nuestras creencias físicas y espirituales.

En diez episodios magistralmente logrados, su creador, Michael Petroni, nos cuenta dos historias que se entrelazan y luego se separan en diversos momentos. Por una parte, está la de Eva Geller, una agente de la CIA que está investigando a un profeta que aparece en Siria para dar un mensaje muy parecido al de Jesús, y que está creando una legión de adeptos; por otra parte, está la historia de Jibril, uno de los seguidores de este mesías. El punto en común son los encuentros que ambos tenemos con el mesías y el misterio que provoca en ellos.

Sin miedo a exagerar, Mesías es una serie muy bien lograda, que invita al espectador a reflexionar sobre el papel que tiene la religión y la espiritualidad en su vida. Y no me refiero a si se reza o no, si se va a misa o no; sino qué tanto espacio dejamos para creer en cosas que no tienen explicación, cosas que la ciencia y la razón no han podido explicar aún; qué tanto espacio tiene en nuestra mente la posibilidad de la existencia de un dios y su mensaje (más allá del dios católico o musulmán de la serie).

Además, con una mirada medianamente atenta, también pensamos en un par de aspectos que sólo llegan a nosotros cuando pasa una catástrofe: los refugiados y la guerra (en este caso, la de medio oriente), temas en los que nos atrevemos a pensar solo cuando vemos la imagen de un niño ahogado, pero que deberían estar más presentes en nuestro día a día.

Mesías es coronada por excelentes actuaciones, un guion muy ágil que hace que los capítulos se pasen muy rápido, una narrativa muy bien lograda y música que nos hace sentir que estamos dentro de la serie.

En definitiva, Mesías no es una serie religiosa o sobre el Jesús histórico (aunque por las fechas de estreno así pudiera parecer). Estamos ante un producto que, además de entretenernos, nos invita a pensar en nosotros y en los demás.

Mesías es una serie creada por Michael Petroni. Cuenta con las actuaciones de Michelle Monaghan, Mehdi Dehbi, John Ortiz, Tomer Sisley y Melinda Page Hamilton. La música es de Johnny Klimek y Gabriel Isaac Mounsey. Cuenta con diez episodios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.