La maldición de la llorona

La maldición de la llorona (Reseña)


Por: Raúl Armenta Asencio

Sí. Es triste que Hollywood se apropie de nuestras leyendas y nuestro folclor. Pero es más triste que, cuando lo hace, nos entregue mejores productos que los que se hacen en nuestro país, donde, se dice, hay muchísimo talento (estoy pensando en La leyenda de la llorona, de Alberto Rodríguez).

Después del hit de Coco, llega La maldición de la llorona, cinta ambientada en Los Ángeles en la década de los setenta, y que nos cuenta la historia de Anna, una trabajadora social que tras sacar a dos menores de su casa por la sospecha de que su madre está abusando de ellos, se topa con un ser sediento de venganza. Justamente, La llorona.

Estamos ante una cinta entretenida, bien lograda que le saca al espectador algunos sustos (sí se recomienda no llevar comida, pues terminará en el suelo); sin embargo, no es una película extraordinaria o que no te puedas perder.

Mucho se ha dicho sobre si La maldición de la llorona forma parte del universo de El conjuro, pues el equipo creativo es prácticamente el mismo. Sí hay algunos guiños a la franquicia, pero no es necesario haberla visto para entender la historia.

También es importante entender que se trata de una cinta hecha para el público norteamericano (gringo, para que no se ofendan). En ese sentido, hay momentos que a los mexicanos nos pueden parecer chistosos (como las menciones de los chamanes y la brujería típica de nuestro país), pero que para alguien que no tiene referencias, puede resultar aterrador (no hay que dejar de pensar en que estamos tratando con cosas sobrenaturales).

La maldición de la llorona es una película dirigida por Michael Chaves, escrita por Mikki Daughtry y Tobias Iaconis. Cuenta con las actuaciones de Linda Cardellini, Roman Christou, Jaynee-Lynne Kinchen, Raymond Cruz    y Marisol Ramirez. La música es de Joseph Bishara. Tiene una duración de 93 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.