El final de todo (Reseña)


Por: Gabriela Sierra

El final de todo es un estreno en la plataforma de Netflix. Todo comienza muy bien, con una pareja de enamorados, Sam y Will. que descubre que su bebé será niño; sin embargo, hay una dificultad: Tom (el papá de la chica) no soporta a su yerno. Resulta que Sam está en Seattle de viaje y un día por la mañana, mientras están teniendo una video llamada, se escucha un estruendo y de pronto no hay electricidad en todo el país. La película se basa en el viaje que tienen estos dos hombres para ir a buscar a la chica embarazada.

Sinceramente, el tráiler me había llamado mucho la atención, y aposté por verla ya que, de un tiempo para acá, las películas originales de Netflix me parecen muy buenas. Mi opinión cambió cuando me topé con El final de todo.

Es una cinta donde se habla de un tema ya muy trillado: el fin del mundo; el mismo cuento de muchas películas, sólo que ésta se desarrolla en una carretera. Es un poco tediosa, ya que es muy lenta; el tema principal no se entiende claramente, ya que no dicen nada, sólo que es el final de todo; y aunque se presentan varias dificultades en el trayecto de la historia, no terminó por ser convincente, porque son de esas películas en donde esperas y esperas y revisas el tiempo que falta para ver si la trama enlaza los acontecimientos catastróficos, a los personajes y la sorpresa es que nunca pasó nada.

En resumen, no recomendada a menos que desees perder casi 2 horas de tú vida sin ningún sentido, porque nunca sabrás por que el país estaba así, y lo único que veras será a dos hombres viajar en carretera, terminando con un pésimo final abierto.

El Final de todo es una película original de Netflix, dirigida por David M. Rosenthal y protagonizada por Theo James, Forest Whitaker y Kat Graham.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.