Vicky Araico

“Un actor, en su esplendor, debe ser como es en la vida real”: Vicky Araico





Texto: Raúl Armenta Asencio / Imagen: Cortesía

Luego de vivir una temporada entre Reino Unido y México, la actriz mexicana, Vicky Araico, a quien vimos junto a Brad Pitt en Guerra Mundial Z, ha decidido quedarse a vivir en su país natal para poder participar en proyectos que contribuyan a la filmografía nacional.

Además, en marzo de 2018 la actriz estrena a través de Televisión Azteca la serie La Bandida, en la que hace el papel de una adelita en medio de la revolución de 1910.

A propósito de sus planes para 2018, de La Bandida y de los nuevos contenidos en plataformas de streaming, hablamos con Vicky Araico.

¿Qué planes tienes como actriz para este 2018?

Estoy con bastantes cosas en puerta. Voy a retomar, en marzo, un monólogo con el que me abrí camino en Londres, Juana in a million, que va a estar en temporada en la Ciudad de México, un monólogo que le ha ido muy bien fuera del país. Es una obra que escribí con un director israelí que radica en Londres, y con él también vamos a desarrollar otro monólogo.

Por el lado de la producción estoy trabajando en un espectáculo que esperemos se estrene en 2019.

Y tengo planes de estar de planta en México, porque había estado yendo a Reino Unido muy seguido para trabajar con este director israelí.

Ahora, con esta oportunidad que tenemos muchos actores que venimos de teatro de incursionar en televisión gracias a las nuevas productoras y plataformas que crean nuevos contenidos con nuevas características a las que nos habíamos acostumbrado en México.

En marzo se estrenará una serie en la que participé, en la que hago el papel de una mujer revolucionaria llamada Marieta, que la gente conoce por el corrido de Marieta, no seas coqueta. Esta va para televisión abierta, se llama La Bandida, y estoy muy contenta de empezar a hacer televisión y unirme a esta gente tan talentosa que están buscando nuevas historias, nuevos formatos para alimentar a la gente.

Hay algo en puerta para cine, pero todavía no es seguro. Es con una directora mexicana que radica en Francia.

¿Qué nos puedes adelantar de La Bandida?

Es una historia padrísima. A pesar de tener su parte de ficción, está basada en la vida de una mujer llamada Graciela Olmos, que vivió en los tiempos de la revolución mexicana y que encontró a sus mejores amigas ahí, en un grupo que terminó por ser Las Adelitas. La vida de Graciela la lleva a cruzar a Estados Unidos y volverse en una bandida que conoce a Al Capone, empieza a traficar alcohol y tabaco; vuelve a México en los ’40 y funda un prostíbulo muy grande, del que se dice que acudían los grandes políticos de México en ese entonces.

La serie va siguiendo a este personaje desde que es niña hasta que muere. Va cambiando todo el entorno, las locaciones, la escenografía, la fotografía. Visualmente es una cosa maravillosa, situada casi históricamente, con vestuarios preciosos, peinados, caballos, etcétera.

La gente va a disfrutar muchísimo esto, y nos aleja de la temática del narcotráfico, que se ha tocado mucho, es un mundo mucho más femenino, con una mujer fuerte, que las circunstancias la llevan a hacer lo que hace.

Va a estar en Televisión Azteca. Eso a mí me da mucho gusto, porque las plataformas cerradas hacen que el trabajo sólo lo vea un grupo muy particular de personas. Creo que este trabajo merece ser visto por mucha gente, es un intento muy poderoso y arriesgado de ir por contenidos diferentes.


Comentabas que estabas pensando en quedarte en la Ciudad de México de manera definitiva…

Sigo teniendo el intercambio con Londres, porque mi trabajo actoral fuerte es en teatro. Pero había perdido buenas oportunidades por pasar mucho tiempo allá; ahorita ya tengo un agente aquí en la Ciudad de México, y es un momento muy interesante para los actores de Latinoamérica para fijar sus ojos en México.

Se están haciendo muchas producciones, la gente consume contenidos muy rápido, están habidos de historias nuevas que nos permiten a actores que habíamos estado en otros ámbitos entrar al mundo de la televisión.

México es uno de los únicos países que conozco que tiene una distinción muy notoria entre el actor de televisión y de teatro, como si uno fuera el diablo y otro el ángel, una cosa donde no debes mezclarte. En otros países, el actor es actor, y hace de todo: publicidad, teatro, televisión y cine, y todo lo hace con la misma pasión y el mismo arrojo.

Conforme más empecemos a entrarle a los otros campos, a mezclarnos entre todos, y a hacer y a actuar, el nivel de nuestros trabajos e historias se va a enriquecer profundamente. Quiero ser parte del movimiento que se está dando en México, y subirme al barco con otros actores.

¿Cómo ayudan las plataformas digitales en este trabajo que estás haciendo?

Muchísimo. El internet permite a gente independiente hacer cosas. Yo creo que como la gente tiene acceso a la producción que se está haciendo en otros países, nos estamos reflejando en otros aspectos, nos obliga a preguntarnos qué estamos contando, qué nos toca decir sobre lo que vivimos en México, lo que somos y lo que soñamos.

Abres posibilidades para todos: escritores, productoras independientes, actores. Uno abre su plataforma digital favorita, y empiezas a ver actuaciones excepcionales de actores de otros países. Se puede dar un punto de comparación para ver cómo mejorar desde nuestras capacidades; hacer historias que nos toquen, que hablen de otro tipo de personajes, lo que le abre la puerta a muchísima más gente.

La televisión mexicana desde hace mucho tiempo busca que sus actores sean modelos antes que actores, cuando un actor, en su esplendor, debe ser como es y lo que es, esa es la riqueza de lo que uno ve en la pantalla.

Algo más que quieras agregar…

Que la gente sepa que estamos trabajando, con muchas ganas de hacer muchas cosas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.