100 días para enamorarnos

100 días para enamorarnos (Reseña)

¿Vale la pena tratar de rescatar el amor cuando éste acaba? En mi opinión, no, pero siempre hay quien se aferra al pasado como si fuera aire para respirar, y hace hasta lo imposible para revivir su relación de pareja. Existen tantos noviazgos o matrimonios que deciden darse un tiempo para pensar las cosas y valorarse, que esto suele convertirse en un lugar común para muchos. Y, aún así, hay historias que nos sorprenden y nos emocionan. Eso es lo que logra 100 días para enamorarnos, la telenovela de Telemundo, cuya primera temporada podemos ver ahora gracias a Netflix.

100 días para enamorarnos nos cuenta la historia de Constanza y Plutarco, una pareja de exitosos abogados que, ante el fin del enamoramiento, decide firmar un contrato en el cual se estipula que, durante cien días, podrán hacer lo que quieran en el plano amoroso, siempre y cuando sigan algunas reglas, que luego irán siendo interpretadas de distinta forma según las circunstancias y la víctima.

A esta pareja en crisis se le suma la de Remedios y Max, así como la de Jimena y Luis, en una historia que nos lleva por todo un rango de sentimientos en cincuenta y siete episodios que, si no se tiene mucho que hacer, se pueden ver en un par de días (lo digo por experiencia propia).

Para disfrutar de la historia de 100 días para enamorarnos, hay que entender que estamos ante una telenovela: la duración y las situaciones que suceden son explotadas por el formato. Las quejas que he escuchado sobre este producto son de gente que cree estar ante una serie, como ya nos estamos empezando a acostumbrar.

Sí, por momentos parece que la historia se alarga demasiado, pero eso es porque la vemos en plataforma de corrido, no como está pensada que sea vista (un episodio al día, cinco días por semana). Una vez entendido esto, la historia no se hace tan pesada.

Los personajes están muy bien logrados y equilibrados, no sobra ni falta ninguno y todos se sienten naturales, a pesar de que hay algunos que con una mala dirección se podrían sentir impuestos por aquello de lo políticamente correcto. Las situaciones en las que se meten son muy divertidas y en todo momento nos identificamos con alguno de ellos.

En resumen, si se tiene el tiempo, 100 días para enamorarnos es una excelente opción para ver, especialmente ahora que parece que viene el rebrote (ahora sí) del coronavirus y tendremos que quedarnos en casa.

100 días para enamorarnos es una serie creada por Sebastián Ortega. Cuenta con las actuaciones de Ilse Salas, Mariana Treviño, Erick Elias, David Chocarro y Sylvia Saenz. La primera temporada tiene una duración de 57 episodios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.