artistas

Scannography: La técnica de plasmar arte con scanners


Imagen: Miguel Vila

El avance de la tecnología a lo largo de la historia no deja de sorprendernos. Este campo también ha ofrecido nuevas herramientas de expresión a los artistas. Aunque suene extraño, estas dos disciplinas, aparentemente distintas, están más vinculadas que nunca, debido a que la tecnología tiene gran influencia en el desarrollo y evolución del arte.

Y ¿a qué se debe todo esto? Pues los científicos, inventores, programadores y también los músicos, artistas visuales y directores de cine están más preocupados por crear nuevas experiencias humanas.

Gracias a ello, no solo se obtiene un arte original, sino que las nuevas formas de arte están evolucionando en todas partes. Cada vez más artistas se arriesgan a incorporar otros aspectos, que los diferencia del arte “tradicional”.

Hace algún tiempo nació un movimiento artístico que se basa en el uso creativo de scanners. La escanografía o también conocida como ‘’el Arte de Scanner’’, es una técnica de captura de imágenes digitales de distintos objetos.

Pero ¿cómo es posible esto? Javier Ribas, portavoz de ZONACABALLEROS menciona que el estándar en los mejores escáneres del mercado suele estar en 24 bits. Así, se consigue un abanico de más de 16 millones de colores posibles. Esta excelente calidad de la imagen hace que el espectador se cuestione si está mirando una fotografía o una pintura.

Por su parte, este efecto es el resultado de dos factores principales. En primer lugar, la cámara del escáner tiene una resolución muy alta, como ya se había mencionado; creando una imagen nítida y detallada. En segundo lugar, los objetos se colocan en un plano nivelado, con nada en el fondo. 

El proceso de digitalización expone al objeto escaneado a una iluminación intensa, distribuida por toda la superficie plana. La falta de perspectiva y profundidad hace que se capture una figura única, mostrando objetos tridimensionales con una apariencia parcialmente plana, es decir, un efecto surrealista de la imagen.

Por ello, más artistas se suman a esta forma de trabajo. Miguel Vila en 2010, decidió digitalizar objetos tridimensionales mediante la escanografía, donde realizó pruebas con un limón y obtuvo resultados realmente originales. “Hice la prueba con un limón, recuerda la fecha porque aparece en el nombre del documento escaneado: 12 de noviembre de 2010”.

Además, estas obras con efectos visuales sumamente llamativos han creado una gran demanda para dar a conocer el resultado mediante internet. Tradicionalmente, los artistas acudían a galerías con sus obras y se decidía si el material era lo suficientemente bueno para ser expuesto.

Ahora, los artistas utilizan las redes sociales y demás opciones en internet como herramientas para identificar con éxito a personas que buscan piezas de arte específicas y venderlas. Con nuevos servicios como el crowdfunding (financiamiento colectivo), distintos artistas recaudan dinero en la web para desarrollar sus ideas.

De esta manera, podemos entender que el arte y la tecnología siempre han estado relacionados. Aunque algunos cuestionan el uso de esta herramienta como expresión artística. Según el ingeniero de software gráfico, Rama Hoetzlein, menciona que los artistas actuales necesitan impulsar el arte a fin de inventar y definir nuevos paradigmas de expresión con poderosos significados.

El artista proporciona al público una experiencia para cambiar la forma en la que el espectador piensa, siente y percibe el mundo. Esto va más allá de las técnicas que el profesional elija. Por tanto, la finalidad de un artista contemporáneo que utilice nuevas tecnologías no debe “extraer” significado de la plataforma tecnológica, sino emplearla como base para su nuevo trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.