La OFJ cierra su temporada con la Final del Premio Nacional de Composición Orquestal 2016





Texto: Raúl Armenta Asencio / Imágenes: Leticia Soltero

El pasado viernes 9 de diciembre, el Teatro Degollado presenció el primer concierto del último programa de la tercera temporada 2016 de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ), mismo que se repetirá el domingo 11 de diciembre a las 12:30. El motivo de esta presentación era el estrenar las cuatro piezas finalistas del Premio Nacional de Composición Orquestal 2016, creadas por Tomás Barreiro, Alejandro Basulto-Martínez, Juan Pablo Contreras y Edgar Bernardo Ortega Padrón.

Antes de comenzar con la final, y para poner al público en el tono de lo que escucharía a continuación, la OFJ interpretó la Suite de Romeo y Julieta, compuesta por el ucraniano, Serguéi Prokófiev. Esta pieza permitió que el público se acostumbrara a la manera de dirigir del huésped, Miguel Salmón del Real.

Posteriormente, la OFJ interpretó Luminiscencia, del tamaulipeco, Edgar Bernardo Ortega Padrón; una pieza que sobresale por el uso de crescendos, y por dar una sensación de desesperación, intriga, se sabe que algo está por suceder, pero no se puede adivinar qué es. La pieza tuvo una duración aproximada de 14 minutos.

Acto seguido, el público escuchó Mariachitlán, del compositor tapatío, Juan Pablo Contreras, y que fue la más aplaudida de la noche y, en mi opinión, la mejor de todas. Muy pocos compositores logran plasmar la esencia de un lugar como lo hizo Contreras con esta pieza. Si se me pregunta, Mariachitlán podría ser el Huapango del siglo XXI. Además, cabe resaltar dos cosas: el compositor obliga a cantar durante unos segundos a los músicos, y él mismo subió a darle las gracias a Miguel Salmón del Real por la excelente interpretación que hizo la orquesta.

Tras un breve intermedio, el turno fue de El tiempo, compuesta por Tomás Barreiro, que se trata de una pieza basada en “el texto de la creación (de los mayas) recopilado por Eduardo Geleano en el libro Memorias del fuego”, según explica el propio Barreiro. La verdad es que El tiempo no brilla mucho, tiene buenos momentos musicales que luego son opacados por otros que no lo son tanto. Finalmente, se nota que el compositor está siguiendo la tendencia de composición en el mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La presentación cerró con Plaza de los mártires, del Yucateco, Alejandro Basulto-Martínez. Según su compositor, esta pieza es un “homenaje a las víctimas del atentado ocurrido el 15 de septiembre de 2008, en la ciudad de Morelia, en la Plaza de Armas, también conocida como Plaza de los Mártires, durante la celebración del día de la Independencia de México”. Es importante recordar que en dicho atentado murieron ocho personas y otras cien resultaron heridas. Sin embargo, en mi opinión, esta pieza, de quince minutos de duración, no es más que un masacote de sonidos que no logra expresar mucho.

Queda pendiente ver quién se queda con el premio, lo que se dará a conocer el próximo domingo 11 de diciembre, al finalizar el concierto, que se llevará a cabo a las 12:30 horas. Los costos de los boletos van desde los $110.00 hasta los $200.00 pesos, con 30% de descuento para maestros, estudiantes y personas de la tercera edad.

Aunque con esto acaba oficialmente la tercera temporada 2016 de la Orquesta Filarmónica de Jalisco, esta tendrá actividad todavía en la presentación que el Ballet de Jalisco hará de El cascanueces, los días: jueves 15 y viernes 16 de diciembre a las 20:30 horas, sábado 17 de diciembre a las 19:30 horas y el domingo 18 a las 12:30 horas. Los boletos tienen precios entre $100.00 y $400.00 pesos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *