Vivian Sleiman

“Una de las claves del éxito es aprender a decir que no”: Vivian Sleiman





Texto: Raúl Armenta Asencio / Imagen: Cortesía

La escritora venezolana, Vivian Sleiman, llega a México para presentar la segunda edición de su libro, Virgen a los treinta, que en poco tiempo se convirtió en bestseller en su país natal, y donde narra su vida y los caminos que la llevaron, involuntariamente, a no tener relaciones sexuales hasta esa edad.

A propósito de Virgen a los treinta, la presión sobre la vida sexual de las personas y el papel de la comunicación en la educación con los hijos, hablamos con Vivian Sleiman.

¿Qué nos puedes contar de Virgen a los treinta?

Estoy presentando la segunda edición de este libro que se convirtió en bestseller a los tres meses de ser lanzado en Venezuela, y estoy muy contenta de lanzarlo oficialmente aquí; ha superado mi expectativa la receptividad de los medios y de la gente.

En este libro hablo sobre los valores. Es la vida de una chica que, sin proponérselo, llega virgen a los treinta años, y va contando, a través de los años, todas las viscisitudes que ella pasa con cada chico que se encuentra: las presiones sociales, la presión que uno mismo se impone ante la sociedad, y la presión de la pareja.

La vida de esta chica es mi vida, es una historia narrada en primera persona, y soy muy honesta y transparente.

¿Cómo surge la idea de escribir Virgen a los treinta?

Fue a raíz de tantos acontecimientos por los que pasé. Hice catarsis, y en cuatro meses escribí este libro. A veces creía que me habían criado con valores distintos en pleno siglo XXI. Yo nunca esperé, ni era mi preocupación, que alguien me leyera.

Solamente quería lanzar el libro, transmitir los mensajes, y gritarles a los cuatro vientos, a través de mis letras, todas las cosas que, a mi parecer, no están bien; aunque quiero aclarar que uno también se equivoca.

¿Por qué crees que existe tanta presión sobre la vida sexual de las personas?

Lamentablemente, estamos en un mundo muy globalizado donde se nos exigen muchas cosas: un cuerpo perfecto, tener las mejores notas, ser los mejores siempre, nos exigen de todo. Es por esa polarización en la que vivimos.

Hay que hacer un llamado de atención. Los momentos, el tiempo, es el que yo dictamino, no el que la sociedad me exige, yo soy quien me exige. Lamentablemente, vivimos también complaciendo a los demás.

Una de las claves para poder colocar un stop a estas presiones sociales es el empoderamiento del ser humano de poder forjar nuestro carácter desde muy jóvenes y la base familiar. Eso es fundamental.


¿Cómo educar para que nuestros hijos no se dejen llevar por la ola sexual y que sepan tomar sus propias decisiones?

A través de la comunicación. Yo tengo dos tipos de conferencias: una hacia el ser humano en sí, y otra hacia los adolescentes y sus padres. Hay que aprender a ser amigo de sus hijos antes que padres, cosa que el otro día me llamaron la atención, gente que creía que hay que exigirles a los hijos.

En mi casa no sucedió así. Yo siempre tuve la figura de la madre comunicándose conmigo, al punto de que yo perdiera el miedo y poder contarle a mi madre, con total confianza y sin ningún miedo de que me juzgue.

De ahí viene esa educación sexual con los hijos. En los colegios no nos dan esa educación que realmente necesitamos: poder hablar, el poder de la comunicación, que es imprescindible en cualquier tipo de relaciones.

¿Estás trabajando en otro libro actualmente?

Sí. Tengo tres libros publicados, pero Virgen a los treinta es el primero que llega a México. Acabo de terminar mi primera novela.

Algo más que quieras agregar…

Una de las claves del éxito es aprender a decir que no. Muchas veces decimos que sí solamente por complacer, y no nos debe dar pena decir que no. Además, el poder de decisión y de soñar sin importar el lugar en el que estemos: el lugar donde estemos jamás determinará el lugar al que queremos elevar nuestros sueños, simplemente hay que creer en nosotros, en Dios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.