Saner presenta su primer libro, Kobén





Texto: Raúl Armenta Asencio / Imágenes: Cortesía

En el marco de la Feria Internacional del Libro, el destacado artista mexicano, Saner, presentó su primer libro, titulado Kobén, publicado por Editorial Edelvives. Kobén es un chico que viaja a su corazón para conocerse a sí mismo y descubrir qué elementos buenos y malos lo hacen especial.

A propósito del libro, hablamos con Saner.

¿Qué me puedes contar de este libro, Kobén?

Es un proyecto nuevo para mí, no había incursionado antes en el mundo editorial, por lo que es un experimento para mí, porque mi fuerte es pintar obras de gran formato, hacer exposiciones, algo de animación.

En este libro se me abrió la puerta para crear una historia desde cero con una idea que tenía el director de la editorial, y lo adaptamos al discurso de Saner. Poderlo desenvolver en veinte páginas trabajadas completamente en la ilustración, se volvió un reto.

¿Cómo surgió la idea de Kobén?

Surge con una idea que tiene el director de Edelvives, que cuando me invita ya tenía algunas ideas, pues conocía mi trabajo. Un día fue al estudio y tuvimos una charla de seis horas, en donde hablamos de diferentes cosas de la vida, y nos dimos cuenta de la necesidad que existe de ser valorados por las demás personas, el cómo me miran los demás y cómo nos sentimos a partir de eso.

Sin embargo hay que ver cómo me miro yo, cómo me siento, cuáles son mis debilidades y qué quiero cambiar, aunque no hay que cambiar nada, eres perfecto en todas tus facetas, y tienes que sacarle el mayor provecho a todo.

Así nace la idea, que vamos puliendo y adaptando a la ilustración. Yo soy muy visual, y así trabajo todos mis proyectos: comienzo con una viñeta y en función de eso voy construyendo cómo será la historia; me gusta más la narrativa visual, que es mi fuerte, pero también queríamos que se pudiera leer fuera del país, que lo pudiera leer gente que no leyera en español.

¿Qué quiere decir Kobén?

En realidad, Kobén es mi perro, y lo tengo desde hace tres años. Antes de eso, yo estaba alejado de la idea de tener mascotas, pero ha sido un maestro de vida y una terapia para poder aterrizar en un mundo en el que no podemos apreciar nada; momentos tan sencillos como dar un paseo me han cambiado la percepción de la vida. Al final, Kobén es un tributo a aquella persona que nos cambió la percepción y que nos hizo mirarnos hacía adentro, que nos hizo darnos cuenta que podemos disfrutar algo tan sencillo como una carcajada o un llanto.

Dentro de la historia del libro, Kobén somos todos aquellos que necesitamos mirarnos al interior y decir que somos perfectos.

¿Tiene algo de autobiográfico el libro?
Sí. Al final del día, todos los proyectos que hago tienen algo de mí. En ese ir y venir, te das cuenta que muchas personas están conectadas por las mismas sensaciones, experiencias o cosas que cuando platicas, te das cuenta que existe una conexión.

¿Cómo fue el proceso creativo de Kobén?

Fue un proceso muy complejo porque hay que entender que es un mundo nuevo. Nos dimos a la tarea de visitar muchas librerías, meternos a la parte de niños y jóvenes, y encontrar un sinfín de posibilidades como formatos, acabados, tipos de ilustración; sin embargo, llega un punto en el que lo tenemos que resetear, lo que estás haciendo tiene que ser algo diferente. Después vimos la historia, y lo demás fue fluyendo con el proceso.

Después de esta experiencia, ¿qué se te hace más difícil, un libro o un mural?

Soy de la idea de que no hay que poner en diferentes niveles las complejidades de las cosas. Cada uno exige lo que tiene que exigir. Ahora estoy pintando un muro en Santa Fé, y me ha llevado más tiempo y esfuerzo del que tenía contemplado. Cada proyecto te va diciendo lo que tú tienes que darle.

¿Estás trabajando en otro libro?

No. Por el momento Kobén es el único en el que tengo idea e ilustración. Posiblemente después venga una recopilación de mi obra, murales, viajes y exposiciones. Afortunadamente, Kobén ha sido un milagro, y si vienen más milagros, estaré encantado de poder trabajar con ellos.

Soy fanático de la gráfica, y cualquier proyecto que se pueda desenvolver en este sentido, lo acepto encantado, sea una colaboración con marca, un mural o un libro.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.