Planeta (In)sostenible

Planeta (in)sostenible (Reseña)


Por: Raúl Armenta Asencio

“Cuando como humanidad comprendamos que somos parte de la naturaleza y que esta se comporta de manera sistémica, dejará de existir la dicotomía de crecimiento económico contra respeto a la naturaleza; por un lado, porque las prioridades estarían bien marcadas y, por el otro, porque surgirán nuevas formas de desarrollo social y económico que beneficien la interacción con la naturaleza. Ello se debe a que esta dicotomía es falsa y nace a partir de la visión lineal de la naturaleza, cuando esta se comporta de manera sistémica donde las interacciones pueden generar posiciones de ganar-ganar”.

En los últimos años se ha puesto de moda la sustentabilidad (sea lo que sea que esto signifique para muchas personas). Así, vemos cómo empresas monopólicas nos dicen que los desechos generados por sus productos son biodegradables o que plantaron quién sabe cuántas hectáreas de árboles. Y si bien esto es una buena forma de iniciar a mitigar el cambio climático, no es la forma más adecuada, pues se piensa en la naturaleza como un ente aislado, un árbol es un árbol y no tiene interacción con nada más, ni con la tierra, ni con los gusanos que hay en esa tierra, ni con el aire o los humanos que viven cerca de donde se plantó ese árbol.

Ante esta situación, los esfuerzos por reducir el cambio climático y mejorar nuestra calidad de vida en relación con problemas naturales, no han dado grandes frutos. Solo pensemos en el sargazo que ahora se acumula en el Caribe, las tormentas de nieve que cada año azotan con más fuerza al norte de los Estados Unidos y a Canadá, o a los huracanes que llegan para destruir ciudades enteras.

Esto se debe a que como sociedad no hemos sabido ver a la naturaleza como un conjunto, como un sistema, sino que nos hemos encargado de pensar que son elementos que, al final, si nos va bien, conviven armónicamente y nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida. Esto es lo que el Dr. Luis Zambrano, investigador de la UNAM, nos quiere hacer ver en su más reciente libro, Planeta (in)sostenible.

A lo largo de doscientas páginas y quince capítulos, Planeta (in)sostenible busca que el lector se de cuenta de que la naturaleza y el planeta no existen para la humanidad, sino que somos parte de un sistema que puede y que va a vivir a pesar y después de nosotros. El objetivo es acabar con esta idea tonta y antropocéntrica de que la naturaleza está a nuestra merced y que la podemos modificar a nuestro gusto sin ningún tipo de repercusión.

Para esto, Zambrano insiste en cambiar nuestra forma de pensar de la lineal (en la que un conjunto, como un bosque, se puede dividir en partes y pensarse a partir de esas partes) al pensamiento sistémico (que se basa en que todo convive con todo, por lo que, si afectamos una pequeña parte, se afecta al todo).

Los ensayos son sencillos y cómodos de leer, no se requiere gran conocimiento en el tema, y tienen la ventaja de que no buscan aleccionar ni dar respuestas, sino que el lector se pregunte qué está haciendo realmente por el planeta, cómo es su interacción con éste y qué puede cambiar.

Zambrano pasa de la filosofía a la biología, de la sociología a la economía, y el resultado es un libro muy interesante y bien logrado que todo aquel que se haya planteado alguna vez cuál es su papel en el mundo debe leer. Porque no se trata solamente de dejar de pedir popotes en los restaurantes o cambiar de un carro de gasolina a uno híbrido, sino de cambiar nuestra forma de pensar y recordar que la naturaleza existe a pesar de nosotros. Que cuando hablamos de salvar al planeta, más bien estamos hablando de salvarnos a nosotros mismos como humanidad.

Si queremos sobrevivir más tiempo en este mundo (muchas organizaciones ya dicen que estamos a nada de llegar a un punto de no retorno), no debemos buscar en las estrellas como nos ha hecho creer la ciencia ficción, sino que debemos replantearnos nuestro lugar en este planeta llamado tierra, cambiar nuestros hábitos y acabar con las brechas de desigualdad.

Planeta (in)sostenible es un libro escrito por Luis Zambrano, publicado por Editorial Turner. Cuenta con 200 páginas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.