Lalo Villar

“Si nos sentimos orgullosos de ser mexicanos, el mundo nos va a dejar de ver como una sociedad de narcotraficantes”: Lalo Villar






Por: Raúl Armenta Asencio

En el marco de la 31 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que se llevó a cabo del sábado 25 de noviembre al domingo 3 de diciembre de 2017, Editorial Sélector presentó La ruta de la garnacha, primer libro de Lalo Villar.

A propósito de La ruta de la garnacha, la comida mexicana y la importancia de los tacos al pastor, hablamos con Lalo Villar.

¿Qué nos puedes contar de este libro, La ruta de la garnacha?

Te puedo contar muchas cosas, pero quiero enfocarme en que hay que sentirnos orgullosos como mexicanos de nuestra comida: la comida mexicana es algo que nos permite subirnos a un estandarte y decir qué rica es, algo que está comprobado a nivel internacional.

La cuestión culinaria urbana o callejera, se quedaba en el boca a boca, y lo que trato de hacer es homenajear la comida mexicana con los lugares más famosos, históricos, de mejor precio, y a partir de eso, nos vamos a sentir más orgullosos de ser mexicanos.

¿Qué hace especial a la comida mexicana?

Para empezar, que está en nuestro corazón, que la comida es amor. La comida mexicana no es la mejor del mundo, sino la mejor para nosotros: es como una mamá.

A pesar de que hay mucha gente que se queja de que la comida mexicana es lo mismo: frijoles y maíz, la comida mexicana tiene sus raíces prehispánicas, por lo que corre en nuestra sangre. El juego con el maíz es algo que se aprendió en México, y eso enamora a la gente, junto con el juego con sabores.

También es interesante que en cada zona o estado hay comida diferente, y no es una masa constante. Encuentras cochinita pibil en la península, en el norte encuentras buena carne asada, en el pacífico hay tacos de pescado, etcétera.

Para mí, la mejor comida para un extranjero es la poblana, pues es la más dulce, juega con muchos sabores. La peor comida para un extranjero que no come salsa ni chile, es la yucateca, por tanto uso de chile habanero.

El boom de la comida mexicana pasó hace muchos años, y lo que vemos ahora es lo que quedó: la gran leyenda de la comida mexicana. A las nuevas generaciones nos toca volver a alzar la comida mexicana, tal como pasó con los peruanos, que, al sentirse orgullosos de su comida, empezaron a sentirse orgullosos de ellos mismos.

La ruta de la garnacha es mi banderita, mi granito de arena para lograr que los mexicanos nos sintamos orgullosos, que, si le sacamos una foto a un café americano, también lo hagamos con unos tacos.

¿Qué dice como sociedad el orgullo que de un tiempo para acá se expresa en redes sociales de platillos como, por ejemplo, los tacos al pastor?

Es algo que siempre tuvimos y que los medios no le ponen tanta atención. Tengo tres años y medio con mi canal de YouTube, subiendo cada semana algo nuevo. Ese boom es algo que estuvo latente todo el tiempo, amándolo en silencio, y ahora encontramos a más gente que nos gusta lo mismo.

Las redes sociales nos aportan algo maravilloso, pues podemos llegar a más gente a nivel mundial, pero también porque se abren medios diferentes a la televisión y la gente elige sus contenidos.

¿Estás trabajando en otro compendio de La ruta de la garnacha?

Por lo pronto, estamos dándole todo el apoyo a este primer volumen, aunque claro que nuestra idea es convertirnos en la enciclopedia de comida callejera de México. Vamos caminando pasito a pasito.

Algo más que quieras agregar…

Más que invitarlos a comprar el libro, quiero decirle a la gente que hay que sentirnos orgullosos de nuestra comida, porque si nos sentimos orgullosos de nuestra cultura, nos sentiremos más orgullosos de ser mexicanos; a partir de ahí, el mundo nos va a ver con otros ojos, y no como una sociedad de narcotraficantes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *