La vida no admite representantes (Reseña)

Become a Patron!

Estamos acostumbrados a que nos digan qué y cómo hacer las cosas. Desde pequeños, al menos en los países latinos, nos enseñan a que hay que seguir las reglas, y si uno se sale del molde preestablecido, sólo lo puede hacer en una ficción que nos haga sentir bien con ella, pero que no podamos imitar.

Por esta razón, en su más reciente libro, La vida no admite representantes, el escritor argentino, Jorge Bucay, se propone invitarnos a romper con todos estos esquemas que, al final, sólo nos llevan a una vida mediocre, sin verdadera felicidad ni plenitud.

A lo largo de diecinueve capítulos, se nos presentan una serie de artículos escritos para diversas revistas que nos llevan a plantearnos temas tan varios como la educación que le damos a nuestros hijos o la medicina en la que creemos, pasando por la humildad y el desapego.

Esta es la primera vez que leo a Bucay. Debo admitir que creía que lo suyo sería mucho más digerible, literatura chatarra. No es así. Al menos este libro es muy denso, lleno de ideas que nos ayudan a cambiar, pero también a cambiar el entorno en el que vivimos, para que así podamos ser verdaderamente felices y plenos.

Lo que sí recomiendo es que el lector se tome el tiempo de dedicarle un día a cada capítulo. Aunque sí tienen una continuidad, no es necesario tener cien por ciento fresco lo que dice el capítulo anterior. Esto convertirá a La vida no admite representantes en una lectura mucho más amena, sencilla y duradera.

Un gran libro que nos enseña una nueva forma de ver la vida, para poderla disfrutar de mejor manera y que nos sintamos plenos. Que dejemos de ser zombies que van por ahí haciendo lo que los demás nos ordenan, sin preguntarnos si es realmente lo que queremos.

La vida no admite representantes es un libro escrito por Jorge Bucay, publicado por Océano. Cuenta con 167 páginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.