La sinfonía de los animales

La sinfonía de los animales (Reseña)

Por: Raúl Armenta Asencio

¿Dan Brown escribiendo un libro para niños? A mí también me llamaba mucho la atención. Y el interés aumentó cuando me enteré de que La sinfonía de los animales incluía una banda sonora compuesta por él mismo. Además, creía, era una excelente opción para regalarle a mi hija: su primer libro.

En La sinfonía de los animales, que incluye ilustraciones de Susan Bartori, Brown nos presenta a distintos animales y sus características, con lo que, al final, estos se convierten en un ejemplo de cómo hay que vivir: desde la ballena y su canto, hasta las arañas y sus nidos. Mientras leemos, podemos escuchar el excelente soundtrack que el estadounidense creó para su historia, y que fue grabado por la Zagreb Festival Orchestra.

Mención aparte merecen las ilustraciones de Bartori. Son preciosas. Habrá quienes duden de Dan Brown, pero háganse el favor de leer La sinfonía de los animales aunque sea por sus dibujos. Una excelente decisión para acompañar la historia que el autor nos cuenta.

En lo personal, quedé maravillado con La sinfonía de los animales. No adelantaré más, pero para los que crean que van a extrañar al Dan Brown que esconde símbolos y misterios en sus páginas, pueden quedarse tranquilos, pues hay códigos ocultos a lo largo del libro, mismos que se acompañan de una app para el celular que nos permite descifrarlos.

La sinfonía de los animales es una excelente oportunidad para que los niños se acerquen a los libros, al mismo tiempo que aprenden sobre la vida y comienzan a disfrutar de la música académica o, mal llamada, clásica. Pero también los adultos disfrutarán muchísimo el producto que nos entregan Dan Brown y Susan Bartori.

La sinfonía de los animales es un libro escrito por Dan Brown, con ilustraciones de Susan Bartori, publicado por Baobab y Editorial Planeta. Cuenta con 48 páginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.