El traidor

El traidor: El diario secreto del hijo del Mayo (Reseña)

Hay periodistas que, como muchos otros creadores, terminan enfrascándose demasiado en un solo tema y visión del mismo, lo que provoca que se estén plagiando constantemente, repitiendo contenido con sólo algunas palabras de diferencia. Y, algo que puede ser peor, que, en su afán por lograr cierta justicia en algún tema, terminen justificando a personas que no se puede justificar. Este es el sentimiento que me dejó la lectura de El traidor: El diario secreto del hijo del Mayo, el más reciente libro de la periodista mexicana Anabel Hernández.

Durante casi cuatrocientas páginas, El traidor: El diario secreto del hijo del mayo nos cuenta la vida, obra y milagros (le falta poco a la autora para expresarse así del narco) de Vicente Zambada Niebla, mejor conocido como Vicentillo, a través de un diario que el mismo escribió durante un tiempo como parte de la colaboración que pactó con la DEA para salvarse de la cárcel (¿lo logrará?, léalo en esta “emocionante” historia).

Así, Hernández junta el testimonio en primera persona de Vicentillo, entrevistas con su abogado, Fernando Gaxiola, y el refrito de Los señores del narco (libro que le dio fama a la autora), conocemos “de primera mano” cómo funcionaba (uno quiere creer que ya se acabó con el nuevo presidente) la corrupción en los más altos niveles para que el narcotráfico operara como lo hacía.

¿Cuál es el problema con El traidor? Que, en su afán de desacreditar a figuras políticas y empresariales, termina justificando a Vicentillo, al Mayo Zambada y al Chapo. Y eso es un grave problema ético, especialmente en una sociedad en la que los niños quieren ser narcotraficantes y las muchachas se quieren casar con ellos, aunque su esperanza de vida sea mínima.

Otro problema es que muchos de sus capítulos tienen nombres sensacionalistas, que te hacen creer que vas a descubrir cosas que te harán cambiar la forma de ver al país, pero que en realidad aportan poca evidencia clara, evidencia que no sea la de un narcotraficante (y el problema que eso conlleva: le damos ahora más credibilidad a una figura pública que al gobierno, más allá de que se lo hayan ganado o no).

Estos elementos, junto con el refrito de la información utilizada en Los señores del narco, hacen de El traidor: El diario secreto del hijo del Mayo un libro para los que sólo quieren sentirse moralmente superiores y quejarse del gobierno que ellos mismos pusieron en el poder.

Pero nada de eso importa, la gente comprará el libro por su sensacionalismo, la autora y la editorial ganarán y todo seguirá igual. Pienso que la historia hubiera sido mucho más interesante si Hernández hubiera hecho un relato en primera persona, novelado, de la vida del capo, pero sin intentar justificarlo ni hacerlos ver como una buena persona (frases como “fue una víctima de las circunstancias” aparecen varias veces por capítulo).

Eso es lo que deben hacer los buenos periodistas, contar la historia sin prejuicios, pero sin idolatrar a nadie. Y más cuando se trata de un tema tan sensible. Lástima, porque, además, el libro no es nada barato.

El traidor: El diario secreto del hijo del Mayo es un libro escrito por Anabel Hernández, publicado por Editorial Grijalbo. Cuenta con 374 páginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.