El pequeño vecino del Señor Trecho

El pequeño vecino del Señor Trecho (Reseña)


Por: Raúl Armenta Asencio

¿Cómo explicarle la muerte a un niño? Habrá quienes lo entiendan bastante rápido y de buena manera, pero también existirán aquellos que no logren entenderlo ni superarlo tan fácilmente. Y la literatura es un buen modo de dar detalles de algo tan natural, algo que no distingue clases sociales, edad, género ni nada.

Editorial Edelvives sacó a finales del 2018 el libro El pequeño vecino del Señor Trecho, que narra la historia de Benjamín Pérez, un niño cuyo vecino (con quien compartió muchos momentos y a quien quería mucho) acaba de fallecer, lo que desencadena una aventura por la casa “vacía” del Señor Trecho.

Pronto, Benjamín se da cuenta de que la casa no está sola, sino que está habitada por todas las historias que su amigo le contó en vida, todos los buenos momentos que vivieron juntos y una que otra curiosidad que pondrá a imaginar al pequeño lector.

El pequeño vecino del Señor Trecho es un libro entretenido, que entre su narración en verso y sus ilustraciones, introduce al lector a un mundo completamente onírico y surrealista del que será difícil volver a salir (en el buen sentido de la expresión).

Lo único malo del libro es que en momentos las rimas del poema se sienten un poco forzadas, como si fueran de estudiante de primaria (lo que también podría ser bueno, pensando en que podría inspirar a los niños a escribir poesía).

Aun así, El pequeño vecino del Señor Trecho es una muy buena opción para poner a los niños a leer, y más si se quiere explicar la muerte de un ser querido y recordarle que alguien muere hasta que dejamos de pensar en él.

El pequeño vecino del Señor Trecho es un libro escrito por Horacio Cavallo e ilustrado por Isabel Go Guízar, publicado por Edelvives. Cuenta con 125 páginas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.