Café

Algarabía presenta el libro, Café: Negro como la noche, fuerte como el amor






Con permiso de Editorial Sélector y Algarabía, publicamos algunos de los datos más curiosos con los que nos encontramos en su recién publicado libro, Café: negro como la noche, fuerte como el amor, de Victoria García Jolly.

El libro, que ya se encuentra a la venta, es una reedición del publicado en 2010 con el nombre de ¡Cuidado! Café cargado, de Algarabía.

  • “Durante largas temporadas, la novelista británica Agatha Christie se hospedó en el hotel más lujoso de Turquía, el Pera Palas, en Estambul. Entre la habitación 410 y el elegante café del hotel escribió una de sus más famosas historias: Asesinato en el Expreso de Oriente”;
  • “El café, de acuerdo con las mujeres de Dinamarca, es para el cuerpo lo que la palabra de Dios es para el alma” – Karen Blixen;
  • “Las plagas principales que afectan al cafeto son dos: la Broca, que es un gusano microscópico que hace una pequeña perforación en la punta del grano, y el hongo Hemileia vastatrix, que puede acabar con plantaciones enteras”;
  • “En México el consumo per cápita de café no llega a 1.1 kilogramos al año, lo que equivale a 1.6 tazas al día”;
  • “Mi papá, que es médico, viene de una familia “muy cafetera”, pero como mi mamá no preparaba un buen café -por falta de costumbre-, mi padre lo tomaba siempre en su consultorio.

Un día, invitó a unos doctores a la casa a una cena muy elegante, para la cual compró un kilo de café de grano molido que se guardó en la despensa junto a una bolsa de mole en polvo traída de Oaxaca. Al terminar la cena, mi mamá fue a preparar el café.

A los doctores les sirvieron, en tazas de porcelana, un brebaje que más valdría no imaginar. No dijeron nada, pero las miradas los delataron. Mi mamá, en lugar de sacar la bolsa de café ¡tomó la del mole!” – María del Pilar Montes de Oca Sicilia;

  • “Curiosamente , ni uno solo de los países productores de café figura entre los primeros 27 países consumidores, con excepción de Brasil”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *