Alejandro Aymes

“Si agarras un buen libro y te gusta, te enganchas con la lectura”: Alejandro Aymes




Por: Raúl Armenta Asencio

El mexicano, Alejandro Aymes, llega al mundo literario con la novela Si te tuviera (Editorial Endira), un relato de amor y suspenso que se desarrolla en diferentes partes de Europa, y que obliga al lector a estar pegado al libro durante sus 150 páginas.

Ingeniero industrial de profesión, Aymes heredó el gusto por la lectura de su madre, escritora y filósofa, quien desde chico le inculcó este hábito.

A propósito de Si te tuviera, la inspiración y su gusto por la lectura, hablamos con Alejandro Aymes.

¿Qué nos puedes contar de tu primera novela, Si te tuviera?

Es una novela de aventura, romántica y ficción con algo de realidad. Está muy bonita, es muy corta; tiene sentido, es una novela que busca la inspiración.

¿Cómo surge la idea de escribir Si te tuviera?

A mí me gusta escribir, aunque nunca había hecho algo como esto. Un día decidí que quería escribir una novela, y me tardé en encontrar de qué, me tardé en escribir la primera página; sin embargo, después de eso todo salió muy rápido, todo fluyó y llegaron las ideas. Lo escribí todo en las notas de mi teléfono, y no lo leí hasta que lo terminé. Tenía todo muy claro sobre la novela.

¿Qué tanto de A, el personaje principal, hay en Alejandro?

Hay mucho. En un principio, me puse a pensar en qué podía escribir que fuera algo de lo que supiera, y me di cuenta de que la respuesta era escribir sobre mí. El libro empieza en un viaje, cuando el personaje se va de viaje a Barcelona, ciudad en la que pasé mucho tiempo. Los lugares que describe el personaje en Europa, sí los conozco, los saqué de mi mente, de cuando fui; pero todo lo demás no tiene que ver conmigo.

Hay una tradición de autores que nombran a sus personajes con sus iniciales, ¿tiene algo que ver con que le pusieras A a tu personaje?

Me gusta mi inicial. El personaje tenía algo que ver conmigo, pero no era yo. Quería que fuera una mezcla entre lo que soy y lo que no soy.


En este sentido, ¿nos puedes contar sobre tus influencias literarias?

Para empezar, mi mamá es escritora y doctora en Filosofía y Letras. Me gusta muchísimo leer a escritores de todos lados: Isabel Allende, Ken Follet, Cien Años de Soledad, escritores españoles; me gusta mucho la novela.

Sin embargo, si me preguntas como quién escribo, creo que lo que hago es más light, más sencillo; no estudié nada que ver con las letras, sólo está mi amor por la literatura.

Precisamente, estudiaste Ingeniería Industrial…

Así es, y me he dedicado a las finanzas durante años, incluso puse algunas empresas. Fuera de leer, nunca he estudiado nada que tenga que ver con la literatura.

Además de por tu mamá, ¿cómo surge el interés en la literatura y las artes, que es algo de lo que hablas mucho en Si te tuviera?

Lo de escribir, es cosa mía. Por leer, nace de que mi mamá nos ponía a leer. Somos cuatro hermanos, y desde chicos nos lo inculcó. Si agarras un buen libro y te gusta, te enganchas en la lectura, y si no, se te hace difícil leer.

Me ha ido muy bien con los libros que he escogido; además, no dejo los libros que no me gustan tanto. Yo creo que esa es la forma de hacerte muy cercano a la lectura: leer buenos libros.

¿Estás trabajando en otra novela actualmente?

No, pero el final de Si te tuviera se abre, y traigo una idea para escribir algo más. No he empezado, yo creo que va a ser igual que con Si te tuviera, me voy a tardar un poco en la primera página y luego todo va a salir.

Algo más que quieras agregar…

Ojalá mucha gente pueda leer el libro. Además, me gustaría que mi libro le deje algo a la gente, creo que tiene cosas con las que todo el mundo se puede relacionar. Ojalá les llegue el libro cuando lo lean.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.