Memento

Vision String Quartet presenta su Memento

Por: Raúl Armenta Asencio

Quizá mi momento de escuchar música de cámara no ha llegado. Si lo pienso bien, tan sólo llevo cinco años escuchando música clásica de forma continua y poniéndole atención, y las piezas que no involucran a una orquesta completa, en su mayoría, todavía me parecen aburridas. No sé si con el paso del tiempo esto vaya a cambiar, o si esté condenado a que solamente me guste la música orquestal.

En este sentido, tenía muy pocas esperanzas en Memento, el álbum debut de Vision String Quartet (conformado por Jakob Encke y Daniel Stoll en el violín, Leonard Disselhorst en el violonchelo, y Sander Stuart en la viola), agrupación fundada en 2012 y que se ha hecho famosa por interpretar música de distintos géneros.

Memento está conformado por dos piezas: el Cuarteto para cuerda No. 14 de Franz Schubert (mejor conocido como La muerte y la doncella), y el Cuarteto de cuerdas No. 6, opus 80, de Felix Mendelssohn; siendo, en mi opinión, la primera pieza la que más destaca.

La pieza de Schubert fue interpretada por primera vez el 1 de febrero de 1828 en Viena, pocos meses antes de la muerte del compositor austriaco. Aunque inicialmente no tuvo éxito, en 1832 se publicó la obra de forma póstuma y fue retomada por Gustav Mahler, quien realizó una versión para orquesta de cuerdas. La muerte y la doncella cuenta con cuatro movimientos (Allegro, Andante con moto, Scherzo. Allegro molto. Trío, y Presto).

Sobre la grabación, destaca la intensidad que los músicos presentan en la interpretación de esta obra, invitando al escucha a conocer otras versiones, y haciendo que éste se dé cuenta de que, aunque estemos ante un grupo más bien comercial, eso no baja la calidad de su música.

Por su parte, el cuarteto de Mendelssohn es una pieza compuesta en 1847, y fue la última gran pieza que el alemán escribiera, pues murió dos meses después. Como dato curioso, esta pieza fue hecha como un homenaje a su hermana Fanny, quien murió en mayo de ese mismo año.

La verdad es que no conocía la historia de este cuarteto cuando lo escuché por primera vez, por lo que me pareció algo oscuro. Volviéndolo a escuchar después de hacer la investigación para esta nota, me doy cuenta de que la interpretación también es excelente por parte del Vision String Quartet.

Sin duda alguna, Memento es un gran disco para escuchar si uno gusta de la música de cámara; pero también es una buena opción para iniciarse en este género. También valdrá la pena seguir al Vision String Quartet, y esperar que, pasada la cuarentena, alguna instancia se anime a traerlos a América.

Memento es un disco de Vision String Quartet. Cuenta con trece canciones y una duración de una hora con dos minutos. Editado por Parlophone Records.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.