Días de sol

“La gente que me critica no ha madurado”: C-Kan






Por: Raúl Armenta Asencio

En la industria musical actual se empiezan a dar colaboraciones que nunca hubiéramos pensado hace unos años. Una de ellas es la que hacen el rapero tapatío, C-Kan, y uno de los máximos exponentes del reggae en España, Pipo Ti, quienes presentan el disco, Días de sol, que se compone de 15 canciones donde ambos géneros se mezclan de tal forma que no sabemos qué es lo que estamos escuchando realmente, aunque esto no es algo malo.

A propósito del disco, Días de sol, los planes para este material y la vida de C-Kan, hablamos con los dos artistas.

¿Qué nos pueden contar de su nuevo material, Días de sol?

C-Kan: Es un disco que se grabó hace dos años, a raíz de algunas colaboraciones que teníamos trabajadas y que tocaron el millón de visitas. Así surge la idea de hacer un disco en colaboración. Ya está en los Latin Charts de Billboard, está dando muy buenos resultados.

Pipo Ti: El disco es un universo en sí mismo. Son dos influencias completamente diferentes, que se dan cuenta que no son tan diferentes. Estamos en un punto en el que buscamos que las líricas, métricas y melodías confluyan dentro de un ámbito que es el reggae, pero la gente que está escuchando el disco, no notan la diferencia cuando pasamos del reggae al rap.

Lo bueno de estas canciones es que están dentro del reggae y llevan su mensaje; pero hay que poner atención, porque este género no sólo son palmeras y Caribe, aunque sí lo tiene. También el reggae es un toque de conciencia, que el propio Bob Marley lo prodigó.

¿Por qué tardó tanto tiempo en salir este disco a la luz?

C-Kan: Yo ya tenía seis discos grabados antes de este, y por orden de aparición los fuimos lanzando. Por mí, los lanzaba todos juntos, pero deben tener su promoción adecuada y que la gente los disfrute.

¿Cómo surgieron las colaboraciones que hay en este disco?

C-Kan: A algunos los conocía yo, y a otros los conocía Pipo Ti. Desde el inicio de mi carrera, a diferencia de otros géneros, todas las colaboraciones son sin un peso de por medio, todo es con tal de grabar.

Pipo Ti: Se venían arrastrando de gente con la que te vas topando en el camino. Hay algunas colaboraciones que son con amigos con los que convivimos más allá del trabajo. Esas colaboraciones juegan un papel fundamental en el disco.

¿Qué actividades tienen planeadas para este disco?

C-Kan: Ahorita estamos con la gira de medios, básicamente. El 30 de julio tendremos una presentación en Guadalajara con una banda en vivo, y a partir de ahí, llevarlo a todo México.

¿Qué sigue para C-Kan y para Pipo Ti?

C-Kan: El Pipo Ti ya tiene un disco listo.

Pipo Ti: Sí, pero es algo que siempre decimos. Somos mentes inquietas, y C-Kan también tiene ya cosas guardadas. Siempre va a haber cosas nuevas.

A partir de este momento, las preguntas son para C-Kan. En cuanto a las letras, ¿qué tan diferente es Días de sol, respecto a otros discos que has hecho?

C-Kan: Demasiado, pero no deja de tener mi esencia. El tener yo la guía de Pipo Ti, que es un máster y sabe lo que hace cuando hablamos del reggae. Yo no quería que se viera una falta de respeto hacia la gente que hace reggae, y fue algo que traté de cuidar demasiado, y es algo que se nota en las letras.

Lo que tiene de mágico es que los dos nos nutrimos, hay veces en las que Pipo Ti hace rap, y en otros momentos yo hago reggae de la forma más natural, algo que nunca había hecho. Es un reto muy diferente a cualquier otro disco que haya hecho.

Hay gente diciendo que a partir de Voy por el sueño de muchos, Días de sol es uno de los mejores que he hecho, y yo no creo que estén tan equivocados. Estoy muy convencido con el resultado.

Tienes 29 años y 17 discos grabado, ¿cómo ha sido este salto a la fama?

C-Kan: No creo que haya sido tan rápido, llevo doce años haciendo música, sin quitar el pie del desacelerador. Nunca fue mi meta llegar acá, si no, yo creo que no hubiera disfrutado tanto el viaje, pensaría en todo lo que no he logrado. Dejo que las cosas pasen, no tengo una meta y no quiero llegar a un lugar en específico. Yo hago la música, y dejo que el mundo gire.

¿Qué tanto queda del C-Kan que creció en las calles entre el alcohol y la violencia?

C-Kan: Todo, todavía. Yo creo que los que se preguntan por qué ya no canto lo de antes, le hace falta madurar. A todos nos gusta la fiesta, la loquera, todos tenemos un punto en la juventud en la que somos unos tirados del coco y hacemos todas las locuras del mundo.

Yo maduré. Tengo 29 años y, como cualquier persona que se hace tatuajes, me casé, tuve un hijo, y me nació la responsabilidad de ser buen padre, me conseguí un buen trabajo y me hice una persona seria, y lo mismo pasó con mis letras; sin embargo, no le rasques los huevos al tigre, porque no se me olvida de dónde vengo.

Trato de ser una imagen pública más responsable. Yo no quiero que los morros crezcan como yo lo hice; quiero darles otro tipo de mensaje, y qué bueno que lo pueda hacer; y los que se quejan de que ya no canto lo de antes, no han madurado, les hace falta sufrir el daño de perder un amigo por la bala, o de que su mejor amigo esté en la cárcel por vender droga porque no le daban trabajo porque tenía tatuajes.

Eso te hace madurar y hacer tu cabeza más abierta para dar otro tipo de mensajes. Ya no quiero estar hablando de violencia, definitivamente.

¿Qué México crees que le estás dejando a tus hijos?

C-Kan: Qué bueno que la industria ha crecido tanto. Cuando hice la convocatoria para mi disco anterior, Mexicanos, recibí alrededor de tres mil correos, y más de la mitad sonaban como yo, y pienso que ojalá que todos ellos piensen en ser raperos y que no sueñen con ser narcotraficantes.

Algo más que quieran agregar…

C-Kan: Que no se olviden de comprar el disco, Días de sol. Dentro del disco, viene un boleto para la entrada del concierto del 30 de julio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.