Dann Ventura

Dann Ventura estrena su primer material discográfico





Texto: Raúl Armenta Asencio / Imagen: Cortesía

El cantautor tapatío, Dann Ventura, presenta su disco homónimo, primer material con el que espera llegar al mayor número posible de oídos para, así, dar a conocer sus historias, vivencias con las que cualquiera se pueda identificar.

A propósito de su álbum homónimo, su llegada a la música y lo que sigue para su proyecto, hablamos con Dann Ventura.

¿Qué nos puedes contar de tu álbum homónimo?

Es mi primer disco, es como el primer bebé de la familia. Tiene diez canciones que son mías, y cada una representa un acontecimiento de mi historia o de terceras personas. Hay una llamada Cada amanecer, que es una historia basada en algo que vivió mi mamá.

En ese sentido, ¿cómo es el proceso de composición?

Básicamente, primero fue lo que yo no podía decir por alguna u otra razón, con palabras, y me di cuenta de que la música es el medio. Lo que primeramente hago es tratar de hablarlo, hacer de la música un barco y yo meterme, y empezar a escupir la imaginación en una hoja y moldearla para lo que quiero.

¿Cómo surge el interés musical en ti?

Desde los once años veía a los músicos como dioses. A los doce años entré al mundo musical, y fue mi forma de hablar. Cuando la descubrí, supe que esa era mi voz.

¿Cómo definirías el proyecto de Dann Ventura?

Romántica. Más que nada, quiero que sea algo con lo que otra gente se pueda identificar, que sean cosas que les pasan a las personas, que se sientan acompañados en sus diversos momentos.

¿Qué planes tienes para lo que queda del año?

Más que nada, quiero promover este disco en redes sociales, plataformas digitales, y disfrutarlo, que se dé más o menos a conocer. Además, estoy en otros proyectos en los que hago música instrumental. Y seguir haciendo canciones para mis próximos discos.

¿Cómo ves la escena musical para los cantautores en Guadalajara?

Un poco difícil. Las modas existen, y cosas como la balada o la trova no llama mucho la atención de la mayoría. Pero de que se puede, se puede. Es difícil: hay muchas puertas que se te cierran, pero es ir viendo y no decaerte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *